Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite la directora de Farmacia para hacerse cargo de Hacienda en Madrid

Deja el puesto en plena negociación de la reforma sanitaria

La directora general de Farmacia y Productos Farmacéuticos, Ana María Naveira, ha dejado su cargo por la jefatura de la delegación de Hacienda en Madrid. La renuncia se produce en un momento delicado: la negociación entre el Gobierno y las autonomías sobre la financiación de la sanidad. Atrás deja sin rematar la implantación de los fármacos genéricos y la recién creada Agencia del Medicamento.

Ana María Naveira, ya ex directora general de Farmacia y Productos Farmacéuticos, ocupará a partir de ahora la dirección de la Delegación de Hacienda en Madrid, puesto vacante desde el fallecimiento de Carlos García de Vinuesa."La directora ha dimitido porque está interesada en este puesto de Hacienda", indicaron ayer desde el Ministerio de Sanidad. Aun así, fuentes del sector consultadas por EL PAÍS manifestaron su sorpresa ante la decisión tomada por Naveira.

El Consejo de Ministros fue advertido el pasado viernes sobre la dimisión, según señaló ayer un portavoz del Ministerio de Sanidad y Consumo. También indicó que todavía se desconoce quién ocupará el lugar de Naveira y cuándo se decidirá.

A falta del nombramiento de un sustituto, las responsabilidades recaen ahora sobre el ministro de Sanidad, José Manuel Romay, en un momento en el que el Gobierno y las comunidades autónomas están en plena negociación sobre los presupuestos y la financiación de la sanidad, y en una etapa en la que, presumiblemente, el Gobierno intentará realizar nuevos proyectos, como la puesta en marcha efectiva de la recién creada Agencia Española del Medicamento.

Las autonomías reclaman 100.000 millones de pesetas de financiación adicional para cubrir el agujero sanitario, pero el Gobierno no quiere extraer ese dinero de otras partidas del presupuesto. El Ejecutivo, para lograr su propósito, baraja medidas impopulares como el copago de medicamentos por parte de los enfermos, o el aumento del porcentaje de la participación de los trabajadores activos (ver EL PAÍS, miércoles 5 de noviembre). El Gobierno se ha planteado también efectuar un nuevo aumento de los impuestos especiales en el alcohol y el tabaco.

El Ejecutivo ya ha sondeado a las distintas comunidades autónomas sobre cómo aceptarían que los enfermos pagasen parte de los medicamentos de la Seguridad Social, así como que abonasen algunos de los hasta ahora gratuitos, para cubrir los 100.000 millones adicionales que le reclaman las autonomías para Financiar sanidad. El Gobierno todavía no ha dado a conocer su decisión final, que podría consistir en una combinación de las diferentes medidas. El PSOE, por su parte, ya anunció la semana pasada su negativa a aceptar la fórmula del pago compartido.

Genéricos

En cuanto a los fármacos genéricos, la Dirección General de Farmacia aprobó en julio los 12 primeros medicamentos de estas características, que se pondrían a la venta a un precio entre un 20% y un 25% más baratos que las marcas comerciales originales: un ahorro mucho menor del augurado por algunos, que era de un 50%. Todavía existen expedientes de genéricos a la espera de ser aprobados. Dos de este tipo de medicamentos que ya gozan de vía libre, la ranitidina (para tratar la úlcera gástrica) y el captoprilo (antihipertensivo), suponen respectivamente, un gasto para la Seguridad Social -a través de las farmacias- de 23.000 millones y 15.500 millones de pesetas al año.La directora dimisionaria es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y funcionaria del Cuerpo Superior de Inspectores de Finanzas. El 17 de mayo del año pasado fue nombrada por el ministro de Sanidad, José Manuel Romay, directora general de Farmacia y Productos Farmacéuticos. Antes fue inspectora de Servicios en el Servicio de Auditoria Interna de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de noviembre de 1997