_
_
_
_

Catorce detenidos en Suiza e Italia por el 'robo del siglo' en Zúrich

Catorce personas implicadas en el robo del siglo en la sede central de Correos de Zúrich, el lunes de la semana pasada, han sido detenidas en Suiza y en Italia, informó ayer el juez de instrucción de Zúrich, Rolf Jáger. Entre ellas se encuentra el presunto jefe de la banda, un italiano de 32 años, y un informante de la compañía estatal de correos que les proporcionó datos sobre los movimientos internos. 13,3 millones de dólares (2.092 millones de pesetas) de los 35,3 millones robados (unos 5.500 millones de pesetas) han sido recuperados.

El lunes 1 de septiembre, a las 10.30 horas, una oficina de correos ubicada en el centro de Zúrich. fue objeto de un asalto, calificado por los cronistas como "el robo más grande perpetrado en Suiza". Con una precisión implacable, cinco hombres arma dos con cuatro pistolas y una metralleta y a cara descubierta entraron en el edificio de correos en una camioneta camuflada como vehículo oficial y se apoderaron de 35,3 millones de dólares sin disparar un tiro. A pesar del rápido éxito policial, el juez Rolf Jáger no quiso, ayer, cantar victoria. Algunos de los participantes en el asalto todavía no han sido identificados y los 22 millones de dólares restantes no han sido recuperados. El magistrado dijo que 10 personas fueron detenidas en Zúrich en el transcurso de varios operativos coordinados. También, dos hombres y dos mujeres fueron arrestados en Milán. "De estos 14 detenidos, al menos dos participaron directamente en el asalto", dijo el magistrado. Añadió que los ladrones formaron una verdadera "organización criminal" tanto por la forma en que efectuaron el robo como por la manera en que esperaban "blanquear el dinero". Dio a entender que esta banda, probablemente, efectuó operaciones similares en el pasado. Como buen funcionario suizo, Rolf Jáger subrayó que "la mayoría de los sospechosos son extranjeros" y, según informarciones de la agencia de prensa Ansa provenientes de Milán, el jefe de la banda es un turinés de 38 años, que tiene su domicilio regular en Zúrich. En la gran capital de la Suiza alemana regenta un bar. El juez confirmó que un empleado de la compañía estatal de correos informó a los malhechores sobre detalles del funcionamiento de la oficina de la Fraumünster, aunque se negó a precisar si este empleado participó directamente en el asalto.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_