_
_
_
_

La recuperación cala en la economía familiar, cuyo gasto real aumentó un 2.46% hasta junio

La recuperación económica ha empezado a notarse nítidamente en el bolsillo de las familias. Según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto medio de los hogares registró en la primera mitad del año un crecimiento real (descontada la inflación) del 2,46% frente al mismo periodo del año anterior. La recuperación se produce después de casi dos años de descensos y un primer trimestre de 1997 con un ligero crecimiento del 0,80%. Entre abril y junio de este año, las familias españolas han destinado al consumo una media de 411.741 pesetas.

Pese a que la economía entró en una clara fase de recuperación a partir del segundo trimestre de 1996, las familias han tardado casi un año en empezar a notarlo con cierta intensidad. Según la encuesta de presupuestos familiares publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto medio por hogar registró un aumento real del 2,46% en los seis primeros meses del año frente al mismo periodo de 1996. El gasto total del conjunto de los hogares, según la encuesta, creció el 3,35%. El porcentaje está en consonancia con el crecimiento de la economía, con una previsión de más del 3,2% para el año. La bonanza económica se refleja también en la composición de ese gasto. El presupuesto destinado a la compra de alimentos, bebidas y tabaco creció en ese periodo un 1,82%, menos que el 2,68% que aumentó el dinero empleado en el resto de bienes y servicios adquiridos (2,71% y 3,57% en gasto total).Es decir, ha aumentado en menor proporción las compras de productos de primera necesidad que los demás, otro síntoma de la mejora. Esta recuperación es todavía más palpable si se toman sólo los datos del segundo trimestre. Según Estadística, el gasto medio de los hogares creció entre abril y junio pasados un 4,20%, frente al 0,80% del primer trimestre. El incremento en alimentos, bebidas y tabaco fue del 2,85%, mientras que en el resto de bienes y servicios fue del 4,66%.No obstante, si se comparan las cifras del segundo trimestre con las del primero, los datos reflejan una caída del 1% en el gasto medio de los hogares. Las variaciones intertrimestrales del consumo familiar son menos significativas ya que las decisiones de gasto están condicionadas por factores estacionales.

Primera necesidad

En cuanto al gasto total, los datos publicados ayer reflejan una variación similar a la del gasto medio. En términos reales, los crecimientos han sido del 3,35% en la primera mitad del año, del 5,25% en el segundo trimestre frente al mismo periodo del año anterior y del -0,06% en relación a los tres primeros meses. La media gastada por los hogares españoles en el segundo trimestre fue 411.741 pesetas reales (descontada la inflación) frente a 415.880 pesetas del primer trimestre. Las familias destinan un 25% de su presupuesto a alimentación, bebidas y tabaco y el 75% a los demás gastos. En el segundo trimestre, las familias gastaron 103.149 pesetas a los productos más necesarios y 308.592 al resto.

La encuesta de presupuestos familiares del INE refleja no sólo el flujo monetario de los bienes y servicios adquiridos en un periodo, sino también otros conceptos como el de autoconsumo, autosuministro, salario en especie, comidas gratuitas y alquiler de vivienda imputado aunque el propietario resida en ella.

El criterio es el de pago en el periodo analizado, independientemente de que el bien o servicio se haya consumido realmente. En estos factores radican las diferencias con los datos que sobre el consumo privado se recogen en la contabilidad nacional.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_