_
_
_
_

Cataluña no usará en 1998 su facultad de subir el impuesto sobre la renta

La Generalitat ha decidido no ejercer la capacidad que tiene para modificar una parte de la tarifa del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) de los contribuyentes residentes en Cataluña. Tampoco introducirá deduccio nes de este impuesto en la declaración de le renta de 1998. Así lo anunció ayer el nuevo consejero de Economía catalán, Artur Mas, en una reunión que mantuvo con los sindicatos. "Nuestra voluntad es no aumentar la presión fiscal" dijo el consejero.

El Gobierno del PP acordó el año pasado con las comunidades autónomas cederles un 15% de la tarifa del IRPF ampliable a un 30% y sin topes a la recaudación. La medida, que formó parte del nuevo sistema de financiación de las autonomías para el quinquenio 1997-2001, permite desdoblar la tarifa en un 85% para la hacienda estatal y en un 15% para las comunidades.Las autonomías ya recibían desde 1995 un 15% de la recaudación del IRPF pero sin capacidad para modificar el impuesto. Ahora todas tienen potestad de variar un 15% de la tarifa del impuesto, que se ampliará al 30% cuando todas las comunidades tengan transferido Educación. Castilla-la Mancha, Andalucía y Extremadura, gobernadas por el PSOE, se han opuesto a este sistema. El consejero de Economía catalán no descartó subir algunas tasas para "mejorar" los ingresos de la Generalitat el año próximo. Respecto a si la Generalitat comenzará a cobrar algunas tasas que ha desistido de recaudar hasta ahora -como las de los mataderos- señaló que "es un tema en estudio". La Generalitat dejó de ingresar 5.000 millones de pesetas entre 1992 y 1996 por no cobrar determinadas tasas sobre análisis de bebidas y control sanitario de animales, según un informe de Iniciativa per Cataluña conocido el pasado mes de mayo. Mas, que explicó a los sindicatos las líneas del Presupuesto de la Generalitat para 1998, afirmó que la próxima semana se remitirá al Parlamento catalán la Ley de Tasas y Precios Públicos.

Aumento de ingresos

El consejero de Economía recordó que CiU ha favorecido una rebaja selectiva de impuestos a nivel estatal, y citó la reducción del impuesto de sucesiones impulsada por Convergéncia i Unió (CiU). Subrayó que la Generalitat espera obtener más ingresos del Estado y aumentar la recaudación de los impuestos cedidos -sucesiones, transmisiones patrimoniales, patrimonio y actos jurídicos- gracias a la buena marcha de la economía.Ello permitirá, entre otras cosas, que los funcionarios de la Generalitat tengan subida salarial el próximo año. La subida salarial de los funcionarios de la Generalitat estará en "en función de las previsiones de inflación que haga el Gobierno central". El consejero de Economía indicó que los presupuestos de la Generalitat para 1998 incluirán un aumento "selectivo" del gasto en sanidad, enseñanza y seguridad ciudadana (Mossos de Esquadra).

Respecto a las inversiones, señaló que los criterios de Maastricht obligan a no seguir usando la vía del endeudamiento, por lo que reiteró su petición al Gobierno de que aumente sus inversiones en Cataluña. En este sentido, señaló que el Estado debería realizar en Cataluña entre el 16% y el 20% de sus inversiones totales, aunque nunca ha pasado del 10%, ni durante los Juegos Olímpicos de 1992. Los sindicatos pidieron que la Generalitat elabore un plan de empleo con una inversión de 100.000 millones hasta el año 2000. CC OO y UGT expresaron su deseo de participar en la gestión del nuevo organismo de empleo que surja tras la cesión del INEM a la Generalitat acordada en junio. El representante de UGT, Ciriaco Hidalgo, y el de CC OO, Angelina Puig, reclamaron a la Generalitat una mayor reducción del déficit, contención del gasto público y que se abra una partida dedicada al fomento del empleo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_