Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FUTBOL. SEGUNDA JORNADA DE LIGA

Ni olla ni presión

Mestalla se resigrió con la suerte de su equipo y vio salir al Barça como líder único

Hasta la fecha, el campo de Mestalla sigue sin ser una olla. Y mucho menos de presión, como reclamaba para la cita el presidente del Valencia, Francisco Roig. Se trata más bien de un estadio apasionado, alegre, chillón y, sobre todo, abnegado. Resignado ayer a contemplar cómo su equipo se ahogaba en el centro del campo ante la irremediable falta de delanteros. El Barça, en cambio, sí aprovechó la fortaleza de sus punteros, los dos brasileños, Anderson y Rivaldo, que justificaron la aprensión que le inspiraron a Roig durante la semana.Sus goles rompieron al Valencia, y en contra de lo previsto, terminaron el partido y se aprestaron a abandonarlo rumbo a Brasil según uno de los tres planes secretos que había urdido la policía. Sin mayores problemas.

Los entrenadores

Valdano elgió la entrada de su joven equipo. "No es una noche para echar en falta a nadie". Valdano procuró incluso no mentar el nombre de Romario, en boca de todos. los valencianistas, huérfanos del gol desde la lesión del ariete. "Me quedo con la actitud del equipo", agregó. "Ha sido muy completa y está muy por encima de los errores individuales. Un comportameinto como el que he visto a mis jugadores, sobretodo en los jóvenes, me conmueve. El cuero no me pide hablar de Romario".

Pese a admitir que la presión "no es el mejor compañero de viaje", el técnico del Valencia confía en que su equipo saldrá de la cola, de la misma manera que aventura un buen futuro para el Barça: "No es aún un equipo completo, pero va camino de serlo. Empieza a tocar, ha juntado a gente con gusto y entiende que el balón es lo más importante, y esto tarde o temprano da rédito". Y, resignado, concluyó: "Se da la curiosidad que el de hoy [ayer] puede ser el mejor partido de mi ciclo en Valencia y hemos perdido por primera vez en casa. Pero hay capital humano y futbolístico para remontar".

Louis van Gaal hizo un análisis realista de la victoria de su equipo. El técnico del Barcelona aparcó la euforia: evaluó como positivo el resultado, pero instó a mejorar aún más el juego azulgrana. "Hemos tenido un poco de suerte. El Barça ha marcado en el primer minuto de juego por un error defensivo del Valencia, aunque el gol de Anderson ha sido fantástico. Además el brasileño ha preparado los otros dos tantos. Pero no estoy del todo satisfecho de nuestro juego posicional. Hemos entregado en algunas ocasiones el balón. Pienso que podemos jugar mejor. Aunque insisto en que el 0-3 es un buen resultado porque no habrá muchos equipos que ganarán en Mestalla", señaló.

Marcar, ducharse y volar a Brasil. Anderson y Rivaldo, que pudieron jugar ayer en Mestalla gracias a las gestiones de la directiva del Barcelona para retrasar su incorporación a la selección brasileña, se desplazaron nada más finalizar el partido hasta un aeropuerto que se mantuvo en secreto, pero que fue el de Alicante, para emprender el vuelo que les debía permitir llegar a Salvador de Bahía hacia las seis de la madrugada, hora brasileña. Los dos jugadores, junto con el directivo del Barcelona Antoni Pagés, salieron de Mestalla por una puerta diferente a aquella por la que lo hicieron sus compañeros y se desplazaron en un furgón policial hasta la autopista, donde tomaron un coche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 1997