Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El renovador Romero, nuevo líder del socialismo valenciano por tres votos

El representante del PSOE en la Comisión de Educación del Congreso, Joan Romero, es desde ayer el nuevo secretario general de los socialistas valencianos. Romero, que sucede a Joan Lerma, 18 años al frente del PSPV-PSOE, tuvo que enfrentar su candidatura a la presentada por su homólogo en las Cortes autonómicas, Antonio Moreno, del sector lermista, en un clima de fuerte división y sólo se impuso por tres votos.

Joan Romero, de 44 años y nacido en Albacete, obtuvo 199 votos (el 50,4%) y Antonio Moreno consiguió 196 (el 49,6%). Sólo hubo tres nulos entre los emitidos por los 398 delegados acreditados en la asamblea, que contó con la mayor participación electoral de las ocho celebradas en el socialismo valenciano.Las negociaciones desarrolladas durante todo la cita, en las que participó activamente el secretario de Organización del PSOE, Cipriá Ciscar, no sirvieron para alcanzar el consenso entre el sector renovador aglutinado en tomo a Romero, que contaba con el apoyo de Izquierda Socialista y de los seguidores del ex ministro del Interior Antoni Asunción, y el lermista, que postulaba al diputado autonómico Moreno en una candidatura continuista.

La presencia del secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, que adelantó su llegada a Valencia a la noche del sábado para intentar mediar en el conflicto del socialismo valenciano -la segunda federación en militantes-, no sirvió para que los dos sectores llegasen a un consenso. Ante la división, Ciscar optó por no incluir a ninguno de sus ' representantes en las dos candidaturas presentadas.

El nuevo secretario general del PSPV-PSOE, Romero, fue prudente en sus primeras palabras a los delegados y recalcó que "la tarea de la nueva ejecutiva es convencer a amplios sectores de la militancia y de la sociedad de que la dirección del socialismo valenciano está a la altura de las circunstancias". "Nadie ha ganado ni perdido. Hemos concluido un debate respetuoso en el terreno de las ideas, sobre el modelo del partido, y, finalmente, hemos cambiado caras", sentenció.

En el octavo congreso del PSPV-PSOE, clausurado ayer por Almunia, se aprobó celebrar elecciones primarias para designar los candidatos a la presidencia de la Generalitat valenciana y las principales alcaldías de la comunidad. Igualmente se acordó que los órganos de gobierno de la federación estudien la posibilidad de introducir una limitación de mandatos orgánicos y nuevas incompatibilidades entre cargos públicos y de gobierno en el seno del partido. También se resolvió establecer un registro de simpatizantes socialistas.

Almunia indicó, por otro lado, que el reciente 34' congreso federal del PSOE abrió un fuerte proceso de cambio, pero que la asamblea valenciana le ha dado un fuerte empujón. El sustituto de Felipe González hizo un llamamiento a los delegados y la ejecutiva para que se pongan a trabajar. Almunia advirtió que si no se recuperan escaños en Valencia será muy difícil recobrar el Gobierno central.

Integración en Asturias

Por otra parte, la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) inició ayer una nueva etapa marcada por la integración, informa Javier Cuartas. Una larga noche de negociaciones permitió alcanzar a las 8. 10 horas del domingo el acuerdo que no había sido posible lograr en los últimos ocho años: el sector guerrista, mayoritario, y los dos grupos renovadores formalizaron una candidatura única a la comisión ejecutiva regional, que obtuvo el respaldo del 77,65% de los delegados presentes -en blanco votó el 19,33% y nadie lo hizo en contra.El dirigente histórico Rafael Fernández y el ex ministro de Trabajo Luis Martínez Noval continúan al frente del PSOE del Principado como presidente, y secretario general, respectivamente.

Por último, informa Francesc Arroyo, Andreu Crespí fue elegido ayer secretario general de los socialistas baleares con el 90% de los votos emitidos por los 190 delegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de julio de 1997

Más información

  • Ni Almunia ni Ciscar lograron el consenso