Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roldán elude implicar a Paesa en su fuga y blanqueo de dinero

Luis Roldán estuvo escondido en Uruguay y en Argentina durante sus once meses de fuga, según relató ayer en el transcurso de la vista en la que se le juzga por nueve delitos. El ex director de la Guardia Civil eludió implicar en su caso a Francisco Paesa, ex agente del Ministerio del Interior en aquella etapa y personaje clave en su desaparición y en el blanqueo de los 1.700 millones de pesetas que oculta en un banco de Singapur, precisamente, con su ayuda.

La versión que dio el procesado sobre su fuga superó todo pronóstico. Según su testimonio nunca huyó, sino que se trasladó con su esposa Blanca Rodríguez-Porto a París para celebrar el aniversario de su boda. Su "estancia en el extranjero", como definió él mismo su fuga, se produjo porque, dijo, se indignó "al escuchar por televisión que se habían cerrado las fronteras" y que le buscaban por no haberse "presentado en el juzgado". La citación judicial de la juez Ana Ferrer a la que no acudió nunca se produjo, según él.El procesado no contó, en cambio, cómo el 24 de abril de 1994, domingo, se entrevistó con el abogado Manuel Cobo del Rosal en el despacho madrileño de este último. Le acompañaba su esposa Blanca y su amigo Francisco Paesa. Según declaró a EL PAÍS Cobo del Rosal, Roldán le preguntó cuantos años podían caerle de condena y, tras escuchar su dictamen, le anunció que se iba a fugar. "Que te diga éste lo mal que se pasa huido", le contestó el abogado refiriéndose a Paesa, al que asiste como letrado desde hace años. Al día siguiente, el ex jefe de la Guardia Civil iniciaba su rocambolesca fuga.

Existe una grabación de una conversación entre Blanca Rodríguez-Porto y Antoni Asunción en la que la esposa de Roldán relata al entonces ministro del Interior esta reunión en el despacho de Cobo y asegura que su marido ha huido por consejo del abogado, según señalan fuentes consultadas por este diario. El encuentro entre ambos tuvo lugar el 31 de abril, dos días después de la incomparecencia de Roldán ante la juez.

Cobo niega la versión dada entonces por Blanca y asegura que le aconsejó lo contrario. De cualquier forma, el testimonio del letrado deja claro que Roldán planificó su fuga con Paesa con antelación a su viaje de "aniversario" a París y echa por tierra su versión de ayer ante el tribunal. Asimismo, los escoltas del ex jefe de la Guardia Civil han relatado durante la instrucción del sumario las numerosas reuniones que éste y Paesa mantuvieron en el número 12 de la calle Ortega y Gasset de Madrid, sede de la sociedad Willside, propiedad del ex colaborador de Interior.

En estas reuniones fue donde se planificó la fuga de Roldán y se eligió el escondite, presumiblemente una finca en la región argentina de Córdoba, propiedad de Luis Eugenio Holgado Valdivia, un amigo de Paesa propietario de la Compañía General de Mandas, sociedad que ejecutó después embargos a propiedades de Roldán con el argumento de falsas deudas.

Escala en París

El procesado habló ayer de una reunión de su mujer con Asunción pero lo hizo en un sentido muy distinto. "Asunción le expresó el disgusto del Gobierno y le dijo que lo mejor que nos podía pasar a los dos es que me pegara un tiro". También aseguró que el fiscal general Eligio Hernández le había dicho que cuando compareciera ante el juzgado no habría ni prisión preventiva.

Roldán describió ayer el trayecto de su fuga. Fue a la finca de su esposa en Mombuey (Zamora) y de allí se trasladaron en coche hasta Oporto (Lisboa) donde tomaron un avión a París. "Para celebrar el aniversario de nuestra boda", insistió. En París permaneció oculto unos días "en casa de unos amigos franceses". "¿Pero dónde estuvo usted durante su fuga?", insistió el fiscal Alejandro Luzón. "Una parte en Francia, otra en Uruguay y Argentina y luego en Laos", respondió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1997

Más información

  • El ex agente controla 1.700 millones en Singapur