Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'SABOR LATINO'

Andanzas de una guerrillera

Ambientada en un indeterminado país latinoamericano y más tarde en Madrid, Sabor latino pertenece al poco atractivo subgénero de comedia de ejecutivos, aunque esta vez estos sean militares en misión pacificadora, y aumenta el creciente número de filmes españoles hechos en Cuba, donde fue rodada en gran parte y tiene como protagonista a la actriz cubana Blanca Guerra.Carvajal interrumpió su atractiva trilogía sobre las relaciones entre los vivos y los muertos ambientada en Galicia (Martes de carnaval y El baile de las ánimas), para escribir y dirigir esta tosca producción, que demuestra que la comedia no es lo que le va. Narra Sabor latino los amores entre una guerrillera que se ve obligada a dejar las armas cuando se firma la paz en su país y un capitán español enrolado en las fuerzas del proceso de pacificación.

Sabor latino

Director: Pedro Carvajal. España-Cuba, 1996. Intérpretes: Francis Lorenzo, Blanca Guerra, Nancho Novo. Madrid: Acteón, Minicine, Amaya, Conde Duque, Aluche.

Tras una primera parte bastante deslavazada, ambientada en Latinoamérica, la segunda parte, en Madrid, se convierte en una improbable comedia sentimental con algunos equívocos. Tal vez consciente que esto no es lo suyo, Carvajal intenta en la primera parte dar un tono político, mientras en la segunda hace ímprobos esfuerzos para introducir una variante social. Pero no consigue sino enturbiar el tosco desarrollo de una comedia en la no parece creer mucho.

Destaca en el terceto protagonista Francis Lorenzo, buen actor de comedia que sabe moverse con soltura en tan desigual película, bien secundado por Blanca Guerra. Y merece ser mencionado Nancho Novo, aunque su papel tiene una mínima función en la historia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1997