Tribuna
i

Un acuerdo atractivo

La alianza, que en la práctica implica que Telefónica abandonará su alianza con el grupo de telecomunicaciones internacionales Unisource, es positiva tanto para British Telecom como para Telefónica. Consideramos atractivo el acuerdo par a ambas compañías por varias razones:Telefónica debe reducir los riesgos de competencia en el mercado nacional. Desde nuestro punto de vista, el mayor reto al que Telefónica podría enfrentarse en el mercado nacional procedería de una alianza entre Retevisión y Concert. Aunque prevemos un continuo interés en la venta estratégica de acciones en Retevisión por parte de varias empresas, Concert sería el comprador más fuerte dada su posición en los mercados de las telecomunicaciones de Norteamérica y Europa. BT también proporcionaría a Retevisión una considerable credibilidad como operador y competidor. Como accionista de Airtel, BT parece dispuesta a reducir su interés en su único rival en la telefonía móvil.

Más información

- Concert aumenta la cartera de productos de TISA en Latinoamérica, gana acceso al capital de TISA y ofrece a TISA acceso al mercado hispano en Estados Unidos. TISA se convertirá en el distribuidor exclusivo de los productos de Concert en el mercado latinoamericano, lo que reforzaría la relación de TISA con el decisivo mercado internacional. Concert puede invertir conjuntamente en varios negocios en Latinoamérica, lo que reduce el riesgo financiero de Telefónica

-La operación aumenta materialmente el valor del activo de TISA en América.

Riesgos

El proyecto también implica riesgos: en nuestra opinión, éstos afectan especialmente a Telefónica. En particular, hay que indicar que falta por determinar el coste de su salida de Unisource. También hay que señalar que entre las posibles consecuencias de esta alianza estratégica se encuentra la compra de hasta un 1% de BT. Ya que Telefónica está relativamente comprometida y la compañía está firmemente decidida a romper lazos, es probable que veamos un aumento en los gastos de inversión y quizá algunas consecuencias negativas en la alianza. En nuestra opinión, estas consecuencias se ven de sobra compensadas por el acuerdo.

lain Johnston es analista de JP Morgan en Londres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de abril de 1997.