Un tercio de la plantilla de jardineros está sin cubrir

Están menos de los que son y son más de los que están. El trabalenguas se refiere a la plantilla de jardineros municipales, que ha cosechado ya casi un tercio de vacantes (245 plazas sin cubrir de las 767 que tiene la plantilla oficial). El concejal de Personal, Sigfrido Herráez, justifica la situación en la necesidad de redimensionar los efectivos tras la notable privatización que ha sufrido el cuidado de las zonas verdes.

En el departamento de Parques y Jardines reconocen que, en ocasiones, la escasez de personal propio les ha obligado a recurrir a contratas. Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras considera que la reestructuración "no resuelve nada".

Herráez asegura que antes del próximo mes de junio se aprobará en el pleno la reestructuración de la plantilla de jardineros fijada para adaptarla a las necesidades actuales. Esta adecuación "se hará a la baja", prevé. "Los criterios los marca el concejal de Medio Ambiente", añade.

Sin embargo, en esta concejalía rebajan la rapidez de la medida e, incluso, su propio poder de decisión. El jefe de Parques y Jardines, Santiago Romero, lo explica así: "Estamos trabajando en la reestructuración de la plantilla con dos hipótesis. Será el pleno municipal quien decida cuál de ellas se aplica".

La alternativa está en mantener las competencias actuales o en aumentarlas, según Romero. "Nuestra obligación es que los parques estén bien conservados, pero, en cualquier caso, es el gobierno municipal quien debe decidir si esa tarea debe hacerse con personal del Ayuntamiento o con contratas privadas" puntualiza. Las vacantes de jardineros municipales no se cubren desde hace al menos tres años, señala.

El responsable de Parques y Jardines estima que el mantenimiento de las zonas verdes por empresas privadas cuesta entre el 30% y el 40% menos que el municipal.

La diferencia obedece, sobre todo, al distinto nivel de salarios, superiores en el caso de los empleados del- Ayuntamiento, según Romero.

Privatización creciente

La privatización del cuidado de los jardines públicos, iniciada cuando los socialistas gobernaban la ciudad, ha sido progresiva.Ahora todas las juntas de distrito tienen adjudicados estos servicios, por 3.320 millones anuales, a un total de seis empresas" que cuidan 200.000 árboles callejeros y todos los parques, excepto los históricos (Retiro, Oeste, Fuente del Berro, El Capricho y la Casa de Campo).

Por su parte, los 522 jardineros municipales atienden, en ocasiones con refuerzos privados, los viveros municipales y los jardines históricos. El parque del Oeste, ubicado junto al paseo de Rosales, puede cambiar de manos pronto.

Los jardineros municipales cuestan al Ayuntamiento 556 millones de pesetas al año

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS