Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:FOLCLOR

Maestros del Rif

Chilabas de lana marrón y turbantes claros para seis tebels y seis ghaitas. 0 sea, estruendo de tambor y de una especie de oboe, en un frenesí de ritmos circulares. Ni principio ni final en los delirantes encantamientos de esta peculiar fanfarria de JoJouka. También utilizaron instrumentos de cuerdas -violín y guembrí- y voces, siempre dirigidos por Bachir Attar, como ya hiciera antaño su padre. Tampoco faltó la danza del Dios Cabra, Bou Jeloud, cubierto de pieles y con ramas en las manos.No es la Caracol, felizmente recuperada para la música en directo, el mejor lugar para asistir a una representación de estos músicos. marroquíes. Quienes hayan podido verlos bajo el cielo estrellado, en una plazuela del casco antiguo de Cáceres o en su pueblo de las colinas del Rif, saben de su poder de fascinación.

The Master Musicians of Jajouka

Sala Caracol. Madrid, 10 de diciembre.

Los sonidos obsesivos de esta música de trance han cautivado a escritores como Bowles y Burrowglis y a músicos como Brian Jones, Ornette Coleman, Jimmy Page o el guitarrista de Sonic Youth: un exorcismo musical que ellos ofrecen a la curiosidad de Occidente en una versión aligerada de las interminables sesiones de música y hierbas que forman parte de su existencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 1996