El Congreso rechaza el referéndum propuesto por IU

El Congreso rechazó ayer por abrumadora mayoría una moción de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya que pretendía instar al Gobierno a mantener las condiciones del referéndum sobre la OTAN de 1986 o, caso de modificarlas, celebrar antes una nueva consulta popular. La convocatoria de un nuevo referéndum fue rechazada por 18 votos a favor, 3 abstenciones y 286 en contra.Rosa Aguilar, portavoz de IU, sólo consiguió el respaldo del Bloque Nacionalista Galego, mientras que los otros grupos no sólo le negaron su apoyo, sino que incluso rechazaron debatir con ella, argumentando que pretendía suplantar el debate previsto para hoy en el Congreso sobre la integración de España en la estructura militar de la Alianza.

Más información

Anticipándose a la segura derrota de su moción, Aguilar afirmó: "Sabemos que vamos a tener escasa compañía parlamentaria, pero tenemos la certeza de contar con un importante respaldo entre los ciudadanos, los mismos a los que ustedes quieren relegar al papel de espectadores". La portavoz de IU calificó de "inmoralidad" la plena integración en la OTAN porque, agregó, supone "una violación de la voluntad del pueblo español expresada en referéndum". Para IU, el Gobierno "pretende modificar las condiciones del contrato firmado con el pueblo, sin consultarle".

El gran ausente del debate de ayer fue Coalición Canaria, cuyos cuatro diputados aún no han dicho qué posición adoptarán mañana, cuando se vote la plena integración. Para facilitar la suma del grupo canario al consenso alcanzado entre PSOE, PP, CiU y PNV, en el proyecto de resolución conjunta se ha introducido una levísima alusión, implícita e indirecta, al mando español sobre el archipiélago. En concreto, al párrafo que insta, en la nueva estructura de la OTAN, a "atribuir a España responsabilidades de mando y operativas acordes con nuestra contribución militar y peso político, especialmente en las zonas de nuestro inmediato interés estratégico", se le ha añadido la siguiente apostilla: "En los ejes Atlántico y Mediterráneo".

El PSOE ha hecho hincapié en que en el documento consensuado con el PP se hiciera mención expresa a los antiguos países del Este en sentido favorable a que formen parte de la Alianza, informa Anabel Diez. También consideran que debe haber un pacto con Rusia para garantizar una estructura de paz y seguridad. El PSOE quiere, según explicó González, que el Gobierno "sea más contundente" respecto a los extremos citados y no sólo tener en cuenta los intereses de defensa y seguridad de esos países, "sino reconocerles el derecho soberano a solicitar ser miembros de la OTAN".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de noviembre de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50