Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mañas: "No me he inspirado en un critico sino en la suma de todos"

"Soy profesor de Literatura en la Universidad Autónoma y, además, un excelente crítico. No hay nada tan frustrante como esto: tener que enfrentarse cada día con brillantes ejemplos de individuos que son todo lo que uno quisiera ser y que han conseguido todo lo que uno no podrá conseguir". Con esa declaración de principios se inicia Soy un escritor frustrado (Espasa), la tercera novela de José Ángel Mañas (Madrid, 1971). La crítica le ha hecho mucha pupa, pero Mañas no ha urdido una sutil venganza. El protagonista de Soy un escritor frustrado es "un megacrítico, una suma de todos y de ninguno en particular", aseguró ayer el joven escritor.

El autor de Historias del Kronen ha abandonado "provisionalmente" el realismo que marco su primera novela para adentrarse en "una novela pura, una narración en estado bruto, que me ha divertido mucho escribir y que tenía iniciada antes de publicarse Ménsaka". Fue precisamente esta última obra del joven Mañas la que recibió los palos más fuertes de la crítica. Mañas, que definió Soy un escritor ftustrado como un trhiller, aclaró que si esta obra se hubiese publicado al mismo tiempo, que Mensaka -"ha vendido 20.000 ejemplares e Icíar Bollaín la va a llevar al cine"- habría recibido los mismos palos.

Pero si el joven Mañas, que acabó reconociendo que el trabajo de los críticos es difícil, lanzó balones fuera cuando trataron de llevarle por el camino del enfrentamiento con los que ahora han de Juzgar su nuevo trabajo, Raúl del Pozo, que presentó la novela, fue directo al grano: "Como dice Muñoz Molina [ver EL PAIS de ayer], el protagonista de la obra es uno de ésos a los que les entusiasma pensar que su folio y medio puede cargarse o canonizar una novela". "Un verdadero monstruo, de ésos de la escuela del desdén paira la cual la literatura española es Juan Benet, uno de ésos que machacan a los que van por libre".

Del Pozo, que dijo ser de la misma quinta que Mañas puesto que ambos publicaron juntos su primera novela, aclaró que un buen escritor como Mañas sabe cómo vengarse de la crítica feroz: "Su venganza es escribir todos los días".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de octubre de 1996