El Consejo de Estado belga paraliza la entrega de dos etarras

El Consejo de Estado de Bélgica paralizó ayer la extradición de los presuntos colaboradores de ETA Luis Moreno Ramajo y Raquel García Arranz, al entender que el Ministerio de Justicia e Interior no tiene derecho a pedirla a través de determinados artículos de la Convención Europea contra el Terrorismo.Al ser adversa a la petición del Gobierno, la decisión debe ahora ser ratificada por el pleno del Consejo de Estado antes de 45 días. A su vez, esta instancia judicial -la última a la que se puede recurrir en el derecho administrativo de Bélgica- debe pronunciarse antes de seis meses sobre el fondo de la cuestión. Es decir, sobre si deben o no ser extraditados a España.

Al cierre de esta edición aún no se había producido ninguna reacción del Ministerio de Justicia de Bélgica, por lo que se ignoraba si Luis Moreno y Raquel García saldrán en libertad hasta que el Consejo de Estado se pronuncie sobre el fondo. Para los abogados del matrimonio, "es inconcebible que el Gobierno no los ponga en libertad, porque de la decisión del Consejo de Estado se presupone que así debe ser, aunque no lo diga expresamente. Hemos ganado una batalla, pero no la guerra", declararon.

El Consejo de Estado ha tardado cuatro días en tomar esta decisión, que de hecho ya era esperada después de que el auditor (fiscal) de este organismo se pronunciara a favor de la suspensión cautelar de la extradición.

Luis Moreno Ramajo y Raquel García están reclamados por España desde 1993, acusados de haber dado cobertura al comando Vizcaya de ETA que asesinó a un policía nacional en 1992.

El ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, declaró ayer en Zaragoza que la decisión del Consejo de Estado belga podría significar la ruptura de los compromisos adquiridos en este sentido en el marco de la Unión Europea, informa Manuel Gracia. Belloch considera que este caso es "decisivo" para los intereses de España y para las relaciones bilaterales con Bélgica.

Extradición en Francia

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La justicia francesa se pronunció ayer a favor de conceder la extradición del presunto etarra Kepa Pikabea Ugalde, Larrun, solicitada por las autoridades españolas. El supuesto activista, detenido en Bayona en 1994 y acusado de asociación de malhechores está implicado en España en un sumario por un atentado con dos muertos perpetrado en Eibar en noviembre de 1980.Por el contrario, la Corte de Apelación de París rechazó la demanda de extradición de María Luz Bella Bringas, considerada por la policía española como antiguo miembro del comando robacoches. Esta mujer fue detenida en el verano de 1995, en el curso de una redada realizada en Hendaya (Francia) tras la captura de varios presuntos etarras que intentaban asesinar al Rey durante sus vacaciones en Palma de Mallorca.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS