CAMPAÑA ELECTORAL

Alberdi, Belloch y Borrell protagonizaran la campaña del PSOE en los actos en los que no esté González

La recién afiliada al PSOE Cristina Alberdi, ministra de Asuntos Sociales; el independiente Juan Alberto Belloch, titular de Justicia e Interior, y el veterano José Borrell, responsable de Obras Públicas y Transportes, forman el trío básico de la campaña del PSOE, después del secretario general y candidato a la presidencia, Felipe González. Cuando González no tenga actos electorales, el comité de campaña volcará todos sus, efectivos en esos tres candidatos. El líder socialista estará presente en 12 comunidades autónomas y tiene previsto participar en 18 actos públicos.

Más información

El PSOE invertirá 1.360 millones en esta campaña, ajustando exactamente la cantidad a lo que marca la ley en la limitación de gastos, según el proyecto presentado el pasado viernes a la ejecutiva federal por Francisco Fernández Marugán, responsable de administración y finanzas.Desde hace semanas, el grupo de dirección de la campaña, a cuya cabeza está el secretario de organización, Ciprià Ciscar, se reúne todos los días en la sede electoral del PSOE -en el llamado edificio Gobelas, a las afueras de Madrid- para preparar los mensajes electorales.

Además de Ciscar está Rosa Conde, responsable de la Oficina del Candidato, de reciente creación; Joaquín Almunia, secretario de estudios y programas; Alejandro Cercas, secretario de movimientos sociales, y el director del Departamento de Comunicación (DECO), Julián Santamaría. A estas reuniones asisten también Cristina Alberdi, Juan Alberto Belloch y José Borrell.

Estos tres ministros tendrán que desdoblarse y ajustar sus agendas provinciales a los dictados del comité electoral de campaña. Alberdi es candidata por Málaga, Belloch por Zaragoza y Borrell por Barcelona. Fuentes de la dirección del PSOE afirmaron que, aunque la figura indiscutible de la campaña va a ser González, se quiere demostrar que en las filas del PSOE hay otros activos importantes.

En todo caso, los socialistas hacen de la necesidad virtud, ya que González ha comunicado a los suyos que, aunque se va a volcar en la campaña, no va a abandonar ninguna de sus tareas como presidente del Gobierno y que su papel de jefe del Ejecutivo es "prioritario".

Cuando González se quede en La Moncloa, la caravana tendrá alternativamente a Alberdi, Belloch y Borrell. Estos actos centrales serán simultáneos a los cientos de ellos que realicen los comités provinciales con sus respectivos candidatos. Todos los ministros aspirantes a diputados se moverán en sus circunscripciones y se patearán el mayor número posible de pueblos.

La acogida a las ministras y mujeres altos cargos incluidas en las listas ha sido "entusiasta", según dirigentes provinciales. Alberdi ha entrado en contacto con el malagueño Carlos Sanjuán y todo han sido facilidades. En el mismo caso están María Teresa Fernández de la Vega en Jaén y Cristina Narbona en Almería.

Cuentas electorales

Desde Madrid se enviarán a las federaciones para ayuda de sus campañas 400 millones de pesetas, y 28 millones y medio para actos especiales en distintas provincias. El total de campaña asciende a 1.360 millones, 500 menos que en 1993. Los gastos fijos, además de los dos conceptos citados, son de 100 millones para el comité electoral y 33,5 millones para la póliza de campaña. La ejecutiva aprobó el viernes el presupuesto que presentó Francisco Fernández Marugan.La agencia de publicidad contratada cobra 58 millones. La publicidad en medios de comunicación asciende a 130 millones. El gasto por publicidad en vallas, banderolas, marquesinas y cabinas es de 260 millones. La organización de actos y mítines cuesta 200 millones. La compra de cara melos, globos y pins supondrá 25 millones. Las encuestas y sondeos costarán 30 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de enero de 1996.

Lo más visto en...

Top 50