Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NUEVO CÓDIGO PENAL.

A remolque de la ciencia y la sociedad

Los expertos y afectados ponen reparos, al tiempo que acogen con satisfacción las novedades legales

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado miércoles el llamado Código Penal de la Democracia. Los avances científicos han obligado a los legisladores a introducir delitos antes impensables, como el abuso en la ingeniería genética y la manipulación de genes humanos de manera que se altere el genotipo. La ciencia ecológica ha permitido penalizar como delitos lo que hoy se consideran atentados contra el medio ambiente. La sociedad ha empujado a su vez con fuerza logrando que la ley fije sanciones para el acoso sexual y la provocación a discriminación racista, ideológica o de otra índole, ambos delitos antes desconocidos, dado que el Código- Penal vigente en España data de 1848.

EL PAIS Todo texto legal es mejorable, y los especialistas e implicados en los nuevos delitos y penas recogidos en el Código Penal ven, sólo en parte, cumplidas sus expectactivas. Éstas son algunas reflexiones hechas sobre los artículos más novedosos del articulado referidos a la ecología, los delitos sexuales y los avances científicos:,

Mayoría de edad.

La elevación de la edad penal a los 18 años en el nuevo código, que no entrará en vigor hasta que se apruebe la ley que regule la responsabilidad penal de los menores, fue criticada ayer por Jueces para la Democracia, que está celebrando su décimo con greso en Zaragoza. La asociación critica la laguna del nuevo código, "en la franja de edad de 12 a 18 años, que supone el 78% de la delincuencia de este país". Jueces para la Democracia re procha al, Gobierno socialista que deje en manos del próximo Ejecutivo, probablemente de signo político. conservador, la regulación de esta importante materia. Lamenta que "los menores sigan siendo relegados" y que se haya perdido "una oportunidad histórica de regular un derecho penal juvenil moderno".

La eutanasia.

Es un avance, pero el texto es ambiguo y cobarde. Ésta es la opinión sobre la nueva penaliza ción de la eutanasia de la única asociación española para la De fensa de una Muerte Digna, en boca de su vicepresidenta, Juana Batancor. "La eutanasia no esta ba contemplada en el Código Penal, e indudablemente su inclusión es un avance positivo, pero los legisladores han hecho un cambio pusilánime, con cierta cobardía respecto a ciertos sectores sociales", afirma.

Su argumento es que el nuevo código asume que se pueda ayudar a morir, "acortar la agonía", de una persona de forma pasiva, aunque sigue penalizando toda participación activa. A su juicio, penalizar en lugar de legislar re forzando las garantías para una muerte digna -como el consen timiento del paciente o la participación de más de un médico en la toma de la decisión- "sólo con duce a la clandestinidad".

Ingeniería genética y fecundación artificial.

Los investigadores se encuentran divididos, sobre la necesidad de regular penalmente las aplicaciones de esta actividad científica. "Me parece absurdo", dice Carlos San Román, jefe del servicio de genética del hospital Ramón y Cajal de Madrid. "A nadie se le ocurre hacer investigación con fines que no sean beneficiosos para el ser humano. Otra cosa es decidir en qué momento y hasta qué momento se puede hacer investigación en seres humanos, y eso ya está legislado". San Román cree en la bondad científica y, si no existe, nadie va a impedir que se hagan experimentos no deseados en laboratorio".

Pedro N. Barri, jefe del servicio de reproducción del Instituto Universitario Dexeus, en Barcelona, también cree en la bondad de los científicos, pero no rechaza que sus límites estén escritos y bien escritos "porque todo lo que técnicaniente sea posible debe estar controlado por la sociedad". Barri se muestra conforme con la nueva legislación penal sobre las técnicas (le reproducción. "Considero importante que la ley recoja el hecho de que las nuevas tecnologías de fecundación asistida tengan que ir a corregir o la infertilidad o enfermedades genéticas determinadas. Si no es ninguno de estos supuestos, como por ejemplo la creación de embriones para investigar, la investigación se aparta de su fúndamento"'. "Y no pone limitación al progreso", añade.

El diputado del PSOE Marcelo Palacios, impulsor de la Ley de Reproducción Asistida de 1988, también se muestra satisfecho con los postulados de la nueva legislación en este aspecto, por cuanto completa con sanciones las administrativas pena. que ya se estipulaban en la ley de reproducción.

Los nuevos delitos ecológicos.

Los expertos los valoran como un firme -paso adelante que permitirá perseguirlos con un instrumento más eficaz en las manos. El abogado Gonçal Oliveros, que promovió la creación de la sección de medio ambiente en el Colegio de Abogados de Barcelona, opina: "El tema del medio ambiente no se va a resolver por la vía penal, que ha de ser siempre subsidiaria. Debe primar la regulación administrativa. Porque no es, correcto tratar como delincuentes a quienes son infractores administrativos-Y en Cataluña se ha caído a menudo en eso. En cualquier caso, cree que hay una "mejora notoria respecto a la situación anterior Theo Oberhubet, secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Defensa Ambiental (CODA), destaca el "sí, pero": "El nuevo código supone un cambio positivo respecto al anterior,. pero no ha profundizadolo suficiente en las conductas más graves". Aprecia especialmente la introducción de delitos urbanísticos, pero resalta: "Ahora, lo que hace falta dotar a la Administración de justicia de recursos humanos y técnicos para perseguir estos delitos".

Ramón Martín Mateo, director del Instituto Universitario del Agua y las Ciencias Ambientales de la Universidad de Alicante, premio nacional de Medio Ambiente en 1992 y presidente de la Sociedad Española de Derecho Ambiental, considera que es un "progreso notable" la introducción de estos nuevos delitos. Lo importante es crear una, conciencia ecológica en la sociedad. No obstante, añade: "No está mal que haya una espada de Damocles suspendida sobre los infractores ambientales; por lo que pueda tener de efecto preventivo". Contra la vida silvestre.

"Veo muy interesante esta nueva tipificación" dice Jesús Casas, director de Parques Nacionales, que añade: "Se trata de sacar del ámbito de la caza las especies en peligro de extinción. Porque hasta ahora no había forma humana de meter el diente por vía penal a alguien que mataba a un lince o un águila imperial; había que recurrir a la vía administrativa, mucho menos contundente". "Es lo más favorable del nuevo Código Penal", asegura Emilio Valerío, fiscal decano de Medio Ambiente, Consumo y Urbanismo de Madrid. "Hasta ahora no teníamos un instrumento para perseguir estos delitos". Coincide también José Manuel Marraco, abogado de Greenpeace: "El Código Penal no es la panacea, pero lo que era inconcebible es que, si alguien mataba un oso, hubiera que forzar la ley de caza porque no tenías otra cosa y, al final, el furtivo se marchara de rositas. Sólo con tipificar el delito ya se ha avanzado".

Penas al funcionario.

Las penas para los funcionarios que informen favorablemente sobre empresas o actividades perjudiciales para el entorno es para los expertos uno de los aspectos más innovadores y atrevidos. El nuevo código establece pena de hasta tres años de cárcel, o multa de 36 millones para estos casos. "Eso me ha gustado, aunque comprendo que es atrevido y puede resultar incómodo para los profesionales", explica Jesús Casas, "porque ahora se lo pensarán, por ejemplo, a la hora de no decir determinadas cosas en os estudios de impacto ambiental de obras públicas". Para Emilio Valero, este apartado está, sin embargo, redactado "de una forma demasiado alambicada; parece hecha pensando en que no se cumpla" y sobre los delitos urbanísticos "da por sentado que la vía administrativa previa es inútil".. Para Ramón Martín Mateo, las pena previstas son exageradas

Impago de pensiones.

El nuevo código ha cambiado la pena de prisión para castigar el impago de la pensión a los hijos por el arresto de fines de semana. Manuel Ramírez, secretario general de la Asociación Española de Padres de Familia Separados, cree que tal cambio no soluciona la cuestión de fondo, que es la de considerar a un padre de familia como un delincuente, aunque reconoce que mejora algo las cosas, ya que el padre no perderá el trabajo. Ramírez echa de menos que el incumplimiento del régimen de visitas por parte de las madres no sea considerado ni siquiera como falta. Tampoco Ana María Pérez del Campo, de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, cree que el nuevo código solucione esta cuestión. Dice que las mujeres preferirían la situación anterior, ya que los que no pagan incumplen aunque tengan trabajo.

Discriminación.

Para la Coordinadora Gai-Lesbiana es un avance histórico el hecho de que, por primera vez en la historia de España, la ley proteja como derecho fundamental de las personas la orientación sexual, en pie de igualdad con las condiciones clásicas de la etnia, el sexo o la religión. El hecho de que se haya incluido el- delito de provocación a discriminación en general, con una pena máxima de tres años, es bien recibido también por la presidenta del grupo Themis de mujeres juristas, Carmen Pujol.

Acoso sexual.

La inclusión en un código penal de este nuevo tipo de delito es un gran avance" para la jurista Carmen Pujol que queda a la espera de conocer el texto definitivo, ya que en el Senado se han hecho muchos cambios en todo el articulado. "En los delitos de agresión sexual, las penas se han rebajado, pero esta rebaja es general porque los mecanismos de cumplimiento también van a cambiar, pero no sabemos de qué manera".

Información elaborada por Lucía Argos, Rafael Ruiz Bonifácio de la Cuadra y Gabriela Cañas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 1995