Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

McNamara y Giap dicen que la guerra de Vietnam pudo evitarse

Quiero conocer su opinión acerca de una duda que he tenido por años: ¿Qué sucedió realmente en el golfo de Torikín en agosto de 1964?", preguntó el que era secretario de Defensa de Estados Unidos en aquella época, Robert McNamara. "No pasó absolutamente nada", le contestó el que era entonces jefe de las fuerzas vietnamitas, general Vo Nguyen Giap. Los dos viejos enemigos, frente a frente el pasado jueves en Hanoi, llegaron a la conclusión, simplemente, de que la guerra de Vietnam se podría haber evitado.

Los sucesos en el golfo de Torikín desencadenaron el primer bombardeo norteamericano contra Vietnam y dieron pie a la resolución del Congreso en la que se apoyaron los presidentes Lyndon Johnson y Richard Nixon para profundizar la guerra. Ahora, treinta años después, uno de los principales protagonistas de aquel episodio, el secretario McNamara, dice estar casi convencido de que todo fue un invento de su Administración para justificar la intervención de Estados Unidos en Vietnam.

El general Giap le explicó que, en efecto, el día 2 de agosto de 1964 unas patrulleras vietnamitas dispararon contra el barco norteamericano Maddox en el golfo de Tonkín. Pero aseguró que el ataque del día 4 de agosto, que el presidente Johnson utilizó como pretexto para desencadenar una ofensiva, nunca tuvo lugar.

La misma noche del 4 de agosto, Johnson se dirigió por televisión a la nación para denunciar la hostilidad de las fuerzas vietnamitas. Tres días después, el Congreso aprobó por unanimidad (excepto dos votos contrarios en el Senado) la resolución llamada Golfo de Tonkín, que daba al Gobierno permiso para utilizar "todos los medios necesarios" en Vietnam. Esa fue la declaración de guerra.

Un ataque que no ocurrió

Tras su conversación con el general Giap, Robert McNamara afirmó que estaba "seguro entre un 99% y un 100% de que el ataque del 4 de agosto no había ocurrido". Las dudas sobre aquel suceso han sido motivo de discusión entre los historiadores durante años. Aquella noche, en medio de una fuerte tormenta en el golfo de Tonkín, los radares y equipos del Maddox no pudieron registrar con seguridad la situación en la zona. Tampoco los miembros de la Administración pudieron probarlo. Sin embargo, McNamara sostuvo en aquel momento que disponía de pruebas "irrefutables" de que el ataque se había producido.El general Giap le dijo el jueves a su antiguo rival que "el Gobierno de Johnson había organizado un plan de sabotajes en mar y aire para lograr el respaldo del Congreso". McNamara contestó que hablar de una estrategia premeditada era "una acusación sin fundamento".

El ex secretario de Defensa visita actualmente Vietnam dentro de lo que es una prueba de normalización entre los dos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 1995