Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La leyenda de Jimi Hendrix todavía reina

Los grandes guitarristas dedican un disco al artista en el 25º aniversario de su muerte

Toda una generación recuerda el día de su muerte. "El guitarrista negro Jimi Hendrix ha muerto de una sobredosis", anunció el presentador de una televisión americana. El músico Javier Vargas tenía entonces 14 años, pero la frase sigue en su cabeza como si no hubiera pasado el tiempo. Hoy se cumplen 25 años del fallecimiento del artista, y con este motivo, intérpretes como Sting, Carlos Santana o John McLaughin han editado In from the storm, un disco de homenaje. Fallecido a los 27 años camino de un hospital Iondinense, pese al tiempo transcurrido, su música vive un redescubrimiento permanente.

MÁS INFORMACIÓN

Seattle, la hermosa ciudad americana donde nació y vivió James Marshall Hendrix, tiene fama de músicos malditos. Kurt Cobairr apenas tenía dos años la madrugada que Hendrix se tomó nueve píldoras para dormir. Los seguidores de Nirva`na y los jóvenes grunges le consideran un ídolo. Cada año se, venden tres millones de discos suyos, pese a que al morir sólo tenía grabados cuatro elepés oficiales. Con el tiempo Hendrix se ha convertido en el artista más pirateado.En su ciudad natal, donde está enterrado, se celebró un concierto a primeros de septiembre en el que participaron, entre otros músicos, su amigo Eric Burdon, Noel Redding, Billy Cox y Eddie Kramer. Noel Redding, el bajista de su grupo, le considera "como el guitarrista americano, no el guitarrista negro". Redding, en unas declaraciones a la revista Guitar Player, recuerda cómo el asunto racial, que era irrelevante dentro de la banda, se transformaba en una lucha cuando Hendrix se enfrentaba en aquella época al mundo exterior: "Una vez, cuando estábamos en Luisiana, Jimi no quiso ni bajarse del coche por la manera en que la sociedad se comportaba en ese tiempo. Mitch (el batería) y yo no entrábamos en eso porque veníamos de Europa, y en Europa las cosas no eran así". Redding, que vive en Irlanda, visita España con relativa frecuencia. En uno de sus viajes a nuestro país participó en unajam session con otros músicos madrileños en un diminuto local.

Pervive en la memoria

La figura de Hendrix pervive en la memoria de todos los guitarristas del mundo. Raimundo Amador al que muchos conocen como el Hendrix español, no es una excepción. "Le considero el culpable de todo lo que, me, ha pasado en mi carrera. Él me abrió las puertas del cerebro", asegura Raimundo, quien reconoce que escuchó por primera vez su música en el coche de un amigo y se quedó "flipao".El compositor y guitarrista Joan Bibiloni tampoco ahorra adjetivos. Le considera "un pilar importantísimo. Entre mil otras cosas era fuego y pasión combinado con la técnica genial; me ,impresiona su auto suficiencia como guitarrista. En su banda había sólo, además un bajó y un batería; no vistió demasiado sus cosas. Era un guitarrista. finísimo; en fin, Jimi Hendrix. En aquella época tocaba-en un club de Palma, Crazy Daisy, y el día de su muerte nos pusimos como de luto". Para Bibiloni, cuya discografía personal reúne 12 álbumes, el tema de las drogas es accidental, "cada uno es cada cual, unos se sentirán más o menos influenciados por Hendrix y por otros para bien o para mal. En algunos casos habrá sido hasta positivo: a algún locuelo le habrá ido bien. Yo no las consumo".

El guitarrista Toni Carmona coincide con Bibiloni. "Siempre fui deportista, y ese aspecto de Jimi Hendrix siempre lo vi, con distancia, salvo una época corta en la que también estuve machacado. En, los sesenta eso venía con la época hippy, algo que parecía hasta saludable. Con la jeringuilla la cosa cambia, pero entonces no había sida y la aguja no resultaba tan aterradora. El murió de un vómito, como muchos yonquis, y su muerte también forma parte del mito, lo mismo que los rituales que celebraba sobre el escenario, como cuando rompía una guitarra". "A veces me gusta tocar con la boca y esas tonterías que aprendí de él".

El guitarrista Jaime Stinus, que formó parte de la Orquesta Mondragán y ahora toca con Los Rebeldes, le. recuerda como un músico integral: "A mí siempre me ha impresionado, sobre todo, su voz, una de las más sensuales del pop". Stinus cree, que era un mito antes de morirse. "No sé por qué, pero su música siempre me ha sugerido imágenes y pintura".

Lo que más le impresiona a Javier Vargas es que cada nueva generación redescubre su música. "Todo su trabajo suena superactual. Sería que entonces sonaba extraterreste" declara.

De este planeta o no, lo cierto es que Hendrix ya está en la historia: en el museo Rock and Roll Hall of Fame, recién inaugurado en Cleveland, se conserva una de, sus estrafalarias chaquetas, el manuscrito de la letra de Purple haze y un par de guitarras, una acústica de 12 cuerdas y una Fender Stratocaster.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de septiembre de 1995