DEPORTE Y TRANSPORTE

Una vía exclusiva en la Castellana, la solución ciclista de la ciudad

Los carriles bici deben llevar a algún sitio, según los expertos. Habilitar vías incomunicadas para ciclistas en barrios sueltos, no sirve sino para que la gente del barrio pasee. Un carril bici en la Castellana y otro que uniera la Ciudad Universitaria con el Retiro convertirían a Madrid en una ciudad probicicleta. Ésta es la propuesta de los técnicos catalanes, creadores de los exitosos carriles bici de Barcelona, con la que coinciden los urbanistas madrileños.

Más información

No es una utopía. Todos coinciden. Tanto los técnicos catalanes como los urbanistas madrileños sostienen que crear un carril bici en la Castellana y otro que enlazara la Ciudad Universitaria con el Retiro no sólo es posible sino que, a la larga, se erige como mejor propuesta si se quiere convertir de verdad Madrid en un lugar proclive a las bicicletas. De habilitarse esos dos grandes carriles bici, Madrid dispondría de dos ejes, uno Norte-Sur y otro Este-Oeste, a los que sería posible en un futuro agregar más vías."Se trata de hacer cosas con coherencia, con un esquema. La Castellana es una calle importante y amplia; ahí habría que atacar", dice el urbanista Alfonso Sanz. "El otro eje discurriría desde la Ciudad Universitaria a Moncloa, y de allí al Retiro; incluso, podría llegar más lejos, y atravesar la M-30 mediante una pasarela. Es algo que se puede hacer si se tienen ganas de contar con la bicicleta", añade Sanz; "Hace ya unos años yo diseñe una hipotética red de carril bici en Madrid y ésos eran ya los ejes principales", prosigue el urbanista madrileño, que aclara: "Los carriles bici, por sí solos, no solucionan el problema, pero sí que estimularían a la gente a que saliera con la bicicleta, porque ahora hay muchos ciclistas que no se atreven por razones de seguridad". Sanz propone, además, que se aproveche lo que existe: "El eje de la Castellana tendría que unirse con el carril bici ya existente del Pasillo Verde y el que ya hay en la Ciudad Universitaria se debería prolongar. Sería un estupendo comienzo; luego ya se podría pensar en un plan más ambicioso".

Técnicos catalanes

Los técnicos catalanes coinciden. Cuando ellos, hace dos años, pensaron habilitar una red de carril bici, no se fueron a barrios apartados de Barcelona. Atacaron el corazón mismo de la ciudad y se propusieron unir la universidad con la playa por medio de la Diagonal, la avenida que parte en dos la ciudad. Julio Esteban, director del gabinete de Estudios Urbanísticos del Ayuntamiento de Barcelona, coincide punto por punto con el plan de Sanz para Madrid, pero añade: "Además, hay que buscar otras calles con el tránsito más lento, las que enlacen con parques o con paseos. Para Madrid, lo ideal sería la Castellana y unir la universidad con el Retiro; el Pasillo Verde ferroviario y su carril bici, que conozco, es estupendo, pero sin unión con otras vías para ciclistas es como nada". De la misma opinión es el concejal de Movilidad der Ayuntamiento de Barcelona, Paco Narváez.Leopoldo Arnáiz, director del consorcio para la remodelación de la Ciudad Universitaria de Madrid, creyó desde el principio en un carril bici para el nuevo diseño de las calles de la universidad. "Al principio nadie estaba de acuerdo; ahora que ya funcionan 700 metros, lo ven bien".

Arnáiz coincide en que, un carril bici por la Ciudad Universitaria sin unión con otras vías en la ciudad, no tiene sentido. "Lo de la Castellana y lo del eje Oeste-Este me parece bien, pero, además se podría unir el carril bici del Pasillo Verde con Moncloa a través del parque de Atenas y el del Oeste. En fin, hay que animar al Ayuntamiento para que cree más carriles, porque la gente los quiere", concluye Arnáiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de septiembre de 1995.