52º FESTIVAL DE VENECIA

Un delito italiano

El programa del festival de ayer se completó con la proyección de una película italiana que reconstruye, con una torpe combinación de imágenes verídicas y de ficción, el asesinato hace 19 años del poeta y cineasta Pier Paolo Pasolini, en un arrabal de Ostia, junto a Roma, por un muchacho llamado Giuseppe Pelosi, que hizo aquello solo o en compañía de otros.

El filme se titula Pasolini, un delito italiano y está mal dirigido por Marco Tullio Giordana. "Matar a Pasolini es más que matar un hombre, es matar un pueblo", gritó Alberto Moravia el día siguiente de la tragedia. Hace un año, Nanni Moretti sacó del olvido (nada casual) que envolvía este abominable genocidio perpetrado en un solo hombre y el salvaje pozo de este enigma quedó reflejado con gallardía y humildad en el silencio que domina esa conmovedora escena de su Caro diario. Giordana no entendió esta lección de inteligencia y pudor; y ha perdido una inmejorable ocasión para callarse, pues lo único que puede decirse de su amaño es que sobra, que su ficción no crea verdad.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de septiembre de 1995.