Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer de Amedo declarara sobre la conexión Cesid-GAL si Garzón la cita

La mujer del ex subcomisario José Amedo, María Ángeles Acedo, afirmó ayer que tiene información sobre la implicación del Cesid en la trama GAL "por estar, casada con quien estoy casada" y que si el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón la citase a declarar acudiría porque "siempre que me ha llamado' he ido y no tengo nada que esconder", precisó. La esposa del ex policía condenado a 108 años de prisión por organizar dos atentados de los GAL se presentó ante los medios informativos junto al polémico empresario José María Ruiz-Mateos y en la sede de, su agrupación electoral.El financiero, cuyo juicio por el caso Rumasa sigue pendiente en la Audiencia Nacional, afirmó que ponía su dinero a disposición del matrimonio Amedo-Acedo. "Si necesitan ayuda y llegan al final en el tema GAL, aportaré las cantidades que sean necesarias", precisó José María RuizMateos.

Fondos de Interior

María Ángeles Acedo aseguró que tiene en su poder muchos más documentos que todavía no ha aportado al juez y que lo hará si éste se los requiere. La mujer de Amedo mostró a los informadores unos justificantes de su estancia en un hotel de lujo durante los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, que fueron supuestamente satisfechos con cargo a fondos del Ministerio del Interior, lo que podría constituir un delito de malversación de caudales públicos.

La esposa del ex subcomisario atacó duramente a Felipe González, los ex ministros de Interior José Barrionuevo y José Luis Corcuera, el ex fiscal del Estado, Eligio Hernández y al ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera. Dijo que todos ellos la habían engañado y concretamente mencionó que Rafael Vera la llamó el 20 de septiembre de 199 1, fecha en que se conoció la sentencia que condenó a su marido a 108 años de cárcel, y le dijo que de parte del presidente le confirmaba el indulto y la rehabilita ción de su marido de forma in mediata, una vez que el Tribu nal Supremo dictase sentencia firme.

Acedo denunció que cuando su marido salió de la cárcel en tercer grado, dos emisarios del Ministerio de Justicia e Interior la conminaron a que no hablase con la prensa porque en caso contrario Amedo volvería a prisión. El mensaje fue trasladado por el teniente coronel Rafael Ferreras y otra persona adscrita al departamento y tuvo lugar en la cafetería Embassy de Madrid el 26 de julio de 1994.

La mujer de Amedo se quejó del acoso al que están sometidos ella y su marido y de que abogados al servicio del Ministerio del Interior, en referencia a los letrados defensores de otros procesados en el caso GAL, hayan pedido al juez que ella y la esposa de Michel Domínguez sean tratadas como inculpadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 1995

Más información

  • Ruiz-Mateos pone su dinero a disposición del matrimonio