Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JAZZ

Alto voltaje

Ricky Ford sólo es posible describirle con palabras grandes y sonoras. Posee un impresionante historial y toca con una fuerza ciclópea; se apoya en un sonido enorme para exponer solos de intensidad electrizante y lanza ideas a paladas gigantescas con absoluta generosidad. Su sobresaliente técnica le permite modelar la columna de aire a su antojo y mantener bajo control todos los recursos expresivos.En su presentación en Madrid parece como si pretendiera advertir que, en años propicios para las músicas rebosantes de vacía pulcritud, todavía hay sitio para el jazz en su estado de pureza más cruda. El saxofonista sigue investigando, a sus 40 años el hilo conductor que une a los pioneros con los representantes de avanzada. Ocupa mentalmente aquellos espacios que en su momento colmaron los sabios de su instrumento para obtener un completísimo collage en el que es posible rastrear el pasado y adivinar el futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de febrero de 1995