Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:FLAMENCO

Un virtuoso desapasionado

El programa de actuaciones del II Festival Flamenco de Valencia ha arrancado con fuerza con el suntuoso marco del Palau de la Música. Después de Paco de Lucía, uno de sus delfines, Juan Manuel Cañizares, que ha formado su propio grupo y con él comienza a volar solo.Cañizares es punta de lanza del movimiento flamenco que en los últimos años se ha desarrollado con fuerza en Cataluña, siguiendo una tradición que se está concretando en las grandes ciudades, como ocurre también con el despertar de nuevas tendencias en Madrid y Sevilla. Cañizares fue pionero en Cataluña y hoy es uno de sus máximos prestigios. Al frente de este grupo, en el que se integra también su hermano Rafael, José Manuel Cañizares da fe de su profesionalidad y de una larga experiencia.

II Festival Flamenco de Valencia

Concierto de Juan Manuel Cañizares (guitarra), con Rafael Cañizares (guitarra), Pepe Pérez (bajo), Domingo Patricio (flauta) y Enric Canada (percusión). Palau de la Música. Valencia, 9 de noviembre.

La música flamenca tiene tal fuerza, tal capacidad para enganchar a la audiencia, que el público inmediatamente se hace cómplice de lo que escucha y participa con entusiasmo. Sin embargo, la música que Cañizares hizo no era para dejarnos pasmados ni quitarnos la respiración. Excelente profesional, intérprete técnicamente de un notable virtuosismo, su música, se mantiene en una línea muy clásica dentro del sonido flamenco, efectiva pero a veces convencional, un tanto fría, sin la pasión que nos hace vibrar en lo jondo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de noviembre de 1994