"Las tecnópolis son los Hollywood de las tecnologías", dice Castells

El sociólogo estudia los complejos industriales del siglo XXI

El sociólogo Manuel Castells, de 51 años, ha aplicado sus 12 años de análisis económicos y sociales de las nuevas tecnologías a la formación de los complejos industriales del siglo XXI. Junto con Peter Hall, catedrático de planificación urbana de la Universidad de Londres, han recorrido Estados Unidos, Europa y Asia para estudiar las ciudades de la ciencia y los parques tecnológicos, desde la cultura de Silicon Valley al sueño siberiano de Akademgorodok. "Las tecnópolis son los Hollywood de las tecnologías", declaró ayer.

Manuel Castells, catedrático y director del Instituto Universitario de Sociología de Nuevas Tecnologías de la Universidad Autónoma de Madrid y catedrático de planificación regional de la Universidad de California (Berkeley), viajo ayer desde esta ciudad para presentar en Madrid, como director, la nueva colección de Tecnología, Economía y Sociedad de Alianza Editorial, y como coautor, el libro Las tecnópolis del mundo, cuya edición inglesa apareció hace un mes.Este título y Tecnología, empleo y trabajo en España, de Cecilia Castaño, abren la colección, en donde se publicarán también Las políticas tecnológicas en Europa, de Paloma Sánchez, y Estado, ciencia y tecnología en España: ideas, intereses e instituciones, de Luis Sanz. La colección, según Castells, quiere romper una serie de mitos sobre la revolución tecnológica, como el de la destrucción de empleos y el aislamiento, electrónico en las relaciones sociales.

Durante tres años, Castells y Hall se han repartido el mundo para estudiar, en un trabajo etnográfico, los complejos industriales, las tecnópolis, que los autores consideran equivalentes a las grandes zonas industriales del carbón y del acero en el siglo XIX. En el texto cuentan la historia de Silicon Valley, la carretera 128 de Boston; las ciudades de la ciencia de Akademgorodok en Siberia (por primera vez); los programas de ciudades europeas, y de Japón, Corea y Taiwan. En el capítulo de los tecno sueños incluyen Cartuja 93, de cuyo proyecto fueron asesores científicos.

Aunque los efectos urbanos de las nuevas tecnologías fueron analizados en La ciudad informacional (que traduce Alianza), Castells alerta sobre el fenómeno de utilizar las tecnópolis en grandes carteles para después vender parcelas y las diferencias con los parques empresariales. "Las tecnópolis son las grandes metrópolis y áreas urbanas en donde se han instalado los procesos industriales. El Silicon Valley europeo está en el sur de París o en la autopista M-4 al oeste de Londres, con medios de innovación tecnológica y cultural, el lugar donde están las ideas, como Hollywood".

Castells opina que las tecnópolis tienen una cultura específica, con la obsesión de "dar el salto a una nueva frontera tecnológica"., "Es una cultura extraordinariamente individualizada y de una, competitividad feroz, pero con un deseo de innovación que es como un fuego interior. Es una cultura de la innovación y de lo efímero personal y social, muy despolitizada, que conecta con temas míticos, como el medio ambiente y la solídaridad". Afirma que se están creando "unas sociedades tecnológicamente avanzadas y socialmente subdesarrolladas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de noviembre de 1994.