Crítica:ROCK
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El capitán Barron y Mary Jane

Spin Doctors, el grupo estadounidense de mayor éxito internacional dentro del panorama del nuevo rock, abrió el sábado por la noche. la serie de recitales de las Fiestas del Pilar. Fue la segunda visita a España de este cuarteto y la primera vez que actuaban en suelo europeo con su nuevo guitarrista, sustituto de Erik Schenkman, uno de los fundadores de la banda.Antes, Las Novias, cuatro lugareños bien apoyados por el héroe Enrique Bumbury inauguraron el concierto. Sus paisanos corearon la reaparición en escena de un grupo oscuro y duro que evoluciona favorablemente, si bien le falta pulir y enriquecer detalles de instrumentación.

Spin Doctors, con su, líder Chris Barron a la cabeza, arrancaron con Pocket full of kryptonite, una pieza funky de rabia sureña. La duda sobre el nuevo guitarrista se despejó desde la primera nota. Anthony Krizan, de ánimo más juguetón- y fuerteque su antecesor, se amolda calcando el mismo tipo de rythm and blues. Que el grupo salga airoso y dichoso de la marcha de quien parecía insustituible hace pensar que única e indispensable alma es la de su capitán, Barron.

Spin Doctors / Las Novias

Sala Multiusos del auditorio de Zaragoza: 3.000 personas. Spin Doctors: Chris Barron, voz; Aaron Comess, batería; Mark White, bajo; Anthony Krizan, guitarra y coros.

Los Doctors es la banda de las comparaciones razonables. Les llaman los nuevos Greatful Dead por su vena nómada; la voz tenue y profunda recuerda a Steve Miller, y ese ryth and blues frenético se asemeja a la locura de Pete Townshead y Los Who. En cuaIquier caso, un concierto de estos chicos resulta un viaje multicolor de rock multirracial, netamente neoyorquino, psicodélico, duro, arrollador, capaz de emborrachar a públicos de pasiones diversas. Los días de su actuación en Revólver parecen lejanos y, sin embargo, sólo han pasado dos años. Han triunfado en Glastombury (Inglaterra) y en Woodstock (Estados Unidos). Sus canciones son himnos de nueva generación creados por ese espíritu libre que vaga espasmódico y gracioso por el tablado, un capitán que no necesita vociferar pata emocionar y agitar a sus fieles. El amante de Mary Jane regresará con su funky que te funky, con su baila que te baila en noviembre. Que así sea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción