Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre vivió en China con una especie ancestral

Los seres humanos primitivos pudieron coexistir en China hace más de 200.000 años con una especie ancestral, el homo erectus, según una investigación de científicos de la Universidad de Pekín que publican sus resultados hoy en la revista Nature. Este estudio alimentará el debate sobre la cronología de la evolución humana.La datación reciente de un cráneo de horno sapiens muy primitivo, descubierto en una cueva de Jinniushan (China) en 1984, indica que su antigüedad es de al menos 200.000 años. La datación se ha realizado mediante el análisis del esmalte de dientes de animales hallados en el mismo sedimento.

Este nuevo dato sitúa el cráneo de Jinniushan entre los fósiles más antiguos de horno sapiens encontrados en China y sugiere que es tan antiguo como los restos de homo erectus chinos más modernos, afirman los autores del estudio, por lo que ambas especies pudieron coexistir allí.

El homo erectus se considera el ancestro inmediato del homo sapiens en los esquemas de evolución de la especie humana a partir de su origen en África y sus migraciones a otros continentes.

Las características del Cráneo de Jinniushan y su datación complican ahora la ubicación de este fósil en la cronología del al hombre moderno.

La revista Science publicó la semana pasada la datación de unos fósiles de horno erectus que indican su presencia en Java hace casi dos millones de años, mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora, como publicó EL PAÍS el 25 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de marzo de 1994