'Tangentópoli', el mal infinito

Basta de derrotismo, decía Craxi. Confianza, hay que tener confianza, dice Silvio Berlusconi. Pero ¿por qué eres tan pesimista?, me preguntan. Quizá porque cada vez que en Italia se predica el optimismo nos dan un gran palo.( ... ) Los políticos abandonan la política, pero no los negocios. Se sabe. que los mayores líderes del viejo régimen han hecho huir al extranjero a eméritos consejeros. ¿Por qué? Porque las ganancias personales de las comisiones ¡legales han ido a parar a cuentas secretas en el extranjero para borrar cualquier tipo de rastro una vez iniciada la investigación judicial. (...) Hacer que desaparezcan cantidades no confesables es un ejercicio facilísimo: todo o casi todo el sistema financiero internacional ha sido organizado para reciclar el dinero negro. (...)Pero yo no soy el único pesimista. El politólogo Giulio Sapelli, que de corrupción sabe bastante, afirma: "¿Manos Limpias? Ha sido sólo una sombra de legalidad. ( ... ) ¿Es creíble realmente que los 2.000 investigados por la magistratura representan toda la corrupción? ". ( ... ) Los rumores que circulan no son nada esperanzadores. Se dice que las comisiones siguen su curso, con el añadido de la "indemnización de Manos Limpias", que hay que, pagar para cubrir el riesgo de un proceso, porque, de acuerdo con la práctica, después hay que llegar a un acuerdo para restituir una parte de lo robado. (...)

2 de marzo

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS