Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Querella de las embarazadas victimas de radiaciones en EE UU en los años 40

Las víctimas de los experimentos con radiactividad sobre seres humanos llaman a la puerta de la Justicia norteamericana, en la primera batalla legal que entablan los damnificados. Un bufete de San Francisco presentó ayer en Nashville, Tennessee, una demanda contra la Universidad de Vanderbilt, la empresa Union Carbide y el antiguo presidente de la Comisión de Energía Atómica, organismo predecesor del actual departamento de Energía.La demanda se hace en nombre de dos mujeres y sus dos hijas, una de ellas muerta, que formaban parte del grupo de 800 mujeres que fueron sometidas a pruebas con hierro radiactivo en el curso de su embarazo, a cambio de atención médica gratuita. La querella de las dos mujeres se presenta en nombre de todo el grupo que resultó afectado, y sus repercusiones económicas podrían ser muy importantes.

Los experimentos tuvieron lugar en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, entre 1945 y 1949, dentro de un programa oficial que trataba de determinar la capacidad de absorción de la radiactividad del cuerpo humano y su repercusión en el feto. Un estudio posterior de la propia universidad determinó que por lo menos tres niños murieron de cáncer y de leucemia como consecuencia de las dosis de radiactividad. "Las víctimas de estos experimentos no fueron nunca informadas de su exposición a radiaciones ni del estudio sobre la causa de la muerte de los niños", según la firma de abogados, que califica el programa de investigación como "trágico".

En el experimento se utilizó un isótopo radiactivo llamado Hierro 59, elaborado por la empresa Union Carbide. Las pruebas estuvieron a cargo de investigadores de la universidad, coordinados con la Comisión de Energía Atómica. La universidad de Vanderbilt, una de las más importantes de Estados Unidos, no hizo ayer ningún comentario sobre la querella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 1994