El campo de San y Mames, clausurado por un partido por agresión al árbitro

El Comité de Competición, que ayer estrenó presidente, Alfredo Flórez, clausuró el campo bilbaíno de San Mamés por un partido por la agresión sufrida por el árbitro Santamaría Uzqueda en el partido de Liga del pasado domingo entre el Athletic y el Albacete (4-1). El club bilbaíno además fue multado con 100.000 pesetas. El colegiado reflejó en el acta: "En el minuto 82 [el resultado era 4-0], después de pitar un penalti a favor del equipo visitante, fui alcanzado por una moneda en la parte superior izquierda de la frente, produciéndome un pequeño hematoma. En este mismo instante, también se lanzó un encendedor sin alcanzar a nadie".El Athletic estudia apelar la sanción aunque no descarta cumplir el castigo en el encuentro de vuelta de su eliminatoria de la Copa del Rey, el próximo jueves, frente a la UD Las Palmas. De esa forma, podría jugar en su campo el siguiente partido de la Liga, el del día 19 contra el Barcelona (está previsto que paguen sus socios por ser medio día del club y que sea televisado por Canal +).

Flórez manifestó ayer: "No es ningún aviso indicativo de línea alguna de trabajo. El Comité ha cumplido el reglamento. Los hechos de San Mamés se tipifican como graves en su artículo 117. Además, tenemos antecedentes. En un Atlético de Madrid-Sevilla, Merino González recibió en un labio el impacto de un vaso lleno de cerveza y se le produjo una herida: un encuentro de clausura".Discrepancias

El acuerdo del Comité ha causado sorpresa y desagrado en el Athletic. Su presidente, José Julián Lertxundi, que había transmitido su impresión de que el club sólo sería sancionado económicamente, mostró ayer su malestar. "Por un duro [en alusión a la moneda que alcanzó al árbitro] nos han cargado el 801 aniversario de San Mamés; nos han cerrado La catedral", manifestó Lertxundi, quien calificó de "una pasada" e injusta la clausura del campo. "El Comité", añadió el presidente bilbaíno, "ha querido una samción ejemplarizante para empezar la Liga, pero las sentencias no tienen que se ejemplarizantes, sino justas".

En el Comité también existieron ciertas discrepancias y el cierre fue aprobado por el voto de calidad de su presidente, designado por la Federación. El representante de la Liga Profesional planteó un "desacuerdo técnico" a la decisión, pero admitió el fallo propuesto por Flórez. Al Comité de Competición le falta un miembro al no existir consenso sobre su persona entre la Federación y la Liga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS