Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabiola hace, del funeral de Balduino un acto de exaltación, humanitaria

El funeral de Balduino, el rey de los belgas fallecido hace una semana en Motril (Granada), se convirtió ayer, en Bruselas, en un original y sobrecogedor acto de exaltación humanitaria que sorprendió a 15 reyes, un emperador, dos Príncipes y decenas dedignatarios mundiales que asistieron a las exequias .Fue una decisión personal de Fabiola , la reina viuda , que rompió con los moldes clásicos de un funeral de Estado , comenzando por el traje blanco que vistió en la despedida de su marido . La sorpresa continuó cuando la iglesia belga , a través del cardenal primado Gotfried Danee, y de su antecesor Leon Joseph Suenens, dispensó trato de santo al rey Baduino . lElcardenal Daneels recordó la vida de oración de un rey de comunión diaria, fervoroso penitente y lector del Evangelio, al que calificó de garante de la "paz comunitaria" y defensor de "los humildes, los pobres y los marginados". "Dio la vida por los suyos", añadió. "Hay fuegos que consumen, como la caridad. Y la caridad le ha consumido". Fabiola quiso que el funeral fuera una manifestación de alegría en la que se recogieran todos los símbolos del pluralismo de Bélgica y de los sufrimientos de la sociedad. Así, y según su guión para el acto fúnebre, una ex ministra lanzó un alegato en defensa de los inmigrantes;un médico habló del dolor de los enfermos de sida, y un periodista leyó la carta de una filipina prostituida a la fuerza que explicó que "el rey fue el único belga que la escuchó". Mañana, el hermano del rey difunto, el príncipe Alberto, jurará como nuevo soberano de los belgas con el nombre de Alberto II. Páginas 3 y 4

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 1993

Más información

  • Ante un emperador y 15 reyes, la Iglesia honra como santo al fallecido