GUERRA EN LOS BALCANES

Así va la guerra

Los mapas de Vance y Owen no coinciden con la actual situación militar en Bosnia

ENVIADO ESPECIAL, El plan de paz elaborado por los mediadores internacionales Cyrus Vance y David Owen se enfrenta hoy en Pale a su destino final. Si el autoproclamado Parlamento serbio de Bosnia no lo ratifica, se habrá cerrado la principal puerta diplomática. A continuación se abrirá la otra, muy distinta: la del ataque aéreo limitado. Aplicar totalmente el acuerdo de paz, si éste es ratificado hoy, puede suponer varios años, según los militares consultados de las Fuerzas de las Naciones Unidas en Bosnia-Herzegovina (Unprofor). De momento, así va la guerra.

Será necesario el despliegue de una fuerza terrestre de interposición, con un nuevo mandato del Consejo de Seguridad, más amplio del que define en la actualidad los objetivos de Unprofor (fuerzas de la ONU en la antigua Yugoslavia). Las estimaciones del secretario general de la ONU, Butros Gali, apuntan a un contingente no inferior a los 70.000 soldados. "El proceso puede tardar semanas", asegura un destacado miembro del Estado Mayor del general Philippe Morillon, "y en ese periodo están los mayores peligros".En la misma tarde en la que se anunció el acuerdo alcanzado en Atenas, la artillería serbia que sitia Sarajevo lanzó en un hora más de 30 granadas de mortero sobre el casco urbano. Un portavoz de las milicias serbias ofreció más tarde con gran ironía una explicación: "Sólo disparábamos al aire para celebrar la paz". Al día siguiente, repitieron con una sorna macabra el mismo brindis.

"Si el plan internacional es aceptado por todas las partes en conflicto, el problema siguiente va a ser lograr su aplicación sobre el terreno", asegura un teniente coronel bajo el mando del general Morillon en Sarajevo, "pues los mapas elaborados por Vance y Owen no coinciden con la realidad militar existente en estos momentos". Los puntos de guerra más activos en los últimos días en Bosnia-Herzegovina, tanto los que enfrentan a croatas y musulmanes como los que enfrentan a estos dos como aliados contra los serbios, coinciden con las áreas en las que el plan de los mediadores de las Naciones Unidas, Cyrus Vance, y de la Comunidad Europea, David Owen, es más discutido:

- El corredor de Posavina. Una de las claves para entender el rechazo frontal del autoproclamado Parlamento serbio de Bosnia a las propuestas de Cyrus Vance y David Owen es la pérdida del estratégico corredor de Posavina, que une la región de Banja Luka con los territorios conquistados por los serbios en Bosnia oriental. Renunciar al control militar de ese corredor supondría abandonar el concepto de unidad territorial de la gran Serbia.

En los últimos días se han intensificado los combates. en el norte de las localidades de Brcko y en Gradacac, en pleno corredor, para asentar las últimas conquistas serbias.

Fuentes próximas a la presidencia bosnia están convencidas de que el último cambio de opinión de Karadzic en la reunión de Atenas obedece a la existencia de un pacto secreto.

- El enclave de Bihac. Este enclave musulmán se encuentra completamente rodeado por un inamistoso mar serbio. Al oeste está la Krajina tomada por la fuerza a los croatas y al este la purificada Banja Luka. No existe información fidedigna de lo que allí acontece. Desde hace una semana se desarrollan combates esporádicos al sur y al norte del enclave. Los serbios han utilizado artillería y carros de combate para adentrarse con éxito unos kilómetros y tomar al menos cinco aldeas musulmanas. Parte del enclave, ocupado desde hace meses por las milicias serbias, deberá ser devuelta a los musulmanes, bosnios. Los radicales serbios se oponen a que Bihac quede como una bolsa musulmana en medio de la gran Serbia.

- Bosnia central. El acuerdo de alto el fuego alcanzado hace una semana por musulmanes y croatas empieza a ser respetado en Vitez y Zenica. Se han producido intercambios esporádicos de granadas de mortero y de disparos de fusil en Gornji Vakuf y Kiseljak. La zona más caliente de Bosnia central se encuentra entre Konjic y Jablanica, donde se encuentra un importante destacamento español. Las grandes matanzas de musulmanes de mediados de abril han abierto grandes heridas. La tensión, pese al cese el fuego y la presencia de los cascos azules británicos, es grande. Los choques pueden rebrotar en cualquier momento.

- Bosnia oriental. Srebrenica se mantiene como el símbolo de la capacidad de mediación occidental. Para asegurar la vida de sus habitantes tuvo que pactar el desarme de sus defensores, mientras que el Ejército agresor se mantiene intacto en las inmediaciones. Se halla bajo la protección política de la ONU. Declarada zona de seguridad, ha sobrevivido al anunciado asalto final serbio.En el interior de Srebrenica se mantiene desplegado un destacamento canadiense, cuya misión es evitar su toma por los serbios. Cerca de ella, Zepa -bombardeada salvajemente ayer- y Gorazde esperan un tratamiento similar por parte de Occidente. Son los únicos enclaves que quedan en poder de los musulmanes en toda Bosnia oriental.

- Sarajevo. Los frentes de combate se mantienen estables desde hace semanas. La artillería serbia bombardea todos los días la ciudad desde las montañas que rodean Sarajevo. Desde. la reunión del domingo en Atenas, la media caída sobre la ciudad es de 30 granadas cada tarde frente a las 600 de enero o las 2.300 de las peores jornadas de marzo. Los francotiradores son, entretanto, el complemento. Más de 300 personas resultan asesinadas cada mes por las balas de los tiradores de élite serbios. La ciudad que Owen y Vance pretenden hacer capital de un Estado multinacional es hoy un amasijo de hierros y cascotes donde los cementerios han invadido los jardines, y donde los vivos han talado todos los árboles para sobrevivir al frío invierno y los perros vagabundos han desaparecido para servir de festín de la desesperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50