Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corcuera dice que los experimentos "se hacen en casa y con gaseosa"

"Los experimentos se hacen en casa y con gaseosa", dijo ayer el ministro del Interior, José Luis Corcuera, al referirse a la concesión de permisos a presos por parte de algunos jueces. "Si no tengo medios, no puedo conceder permisos", indicó. "La policía y la Guardia Civil no han excarcelado a nadie", aseguró sobre la detención y posterior liberación de Miguel Ricart, uno de los presuntos asesinos de las niñas de Alcàsser, quien, tras el crimen, permaneció apresado 18 días en diciembre. "A las fuerzas de seguridad no les gusta detener dos, tres, cuatro veces a la misma persona", manifestó.Corcuera se mostró contrario a la concesión de permisos para reclusos con delitos contra menores. "En ninguna parte de la legislación se dice que debe haber permisos. Puede haber, pero no se dice que deba haber", señaló. Sin embargo, declaró: "Yo soy partidario de la reinserción".

El ministro, quien efectuó estas declaraciones tras asistir a la constitución de la Policía Autónoma valenciana, recordó la situación de Antoni Asunción, secretario general de Asuntos Penitenciarios, inculpado en unas diligencias por "rigor innecesario".

Crítica a un periodista

El ministro llegó a Valencia el domingo y se desplazó a Alcàsser, donde se entrevistó con los padres de las tres niñas asesinadas. Previamente, comió en un parador nacional, donde un redactor del diario Las Provincias intentó, sin éxito, entrevistarle. Corcuera dedicó ayer los primeros 10 minutos de su intervención ante los periodistas a criticar al mencionado redactor. Sin mediar presentación, el ministro acusó al periodista de mentir y de "fardar" de haber captado las emisiones por radio de la policía.

El informador había escrito, en tono crítico, que Corcuera llegó con dos horas de retraso a una comida con el delegado del Gobierno en Valencia, el jefe superior de policía y sus respectivas esposas. Y calificó la comida como un "suculento y privado almuerzo oficial". El ministro dijo en tono crispado: "Yo soy muy frugal comiendo".

[Por otro lado, la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, afirmó ayer en Valladolid que se debe reflexionar sobre la concesión de permisos a violadores ante el "riesgo de que vuelvan a repetir su comportamiento.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 1993