Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del acero

obligó ayer a uno de los principales grupos industriales de Alemania, Kloeckner, a presentar expediente de suspensión de pagos para tres de sus grandes compañías, informa Efe. Para asegurar la supervivencia de las firmas, habría que cumplir el 40% de las exigencias de los acreedores, que se calculan en 2.700 millones de marcos (cerca de 200.000 millones de pesetas).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 1992