Un petrolero causa un desastre ecológico al partirse en dos frente a La Coruña

"Desastre ecológico", "auténtica tragedia" o "ruina para los mariscadores" fueron algunas de las expresiones utilizadas para describir lo ocurrido ayer frente a La Coruña. Una mancha de petróleo de más de dos kilómetros de longitud y 20 metros de anchura se extendía por la costa coruñesa y, a favor del fuerte oleaje y del viento, se acercaba amenazadora a las rías de Betanzos, Ares y Ferrol. El Mar Egeo, un petrolero griego de 261 metros de eslora y 40 de manga con 79.096 toneladas de crudo, embarrancó de madrugada frente a la Torre de Hércules, el faro de aproximación al puerto.

Más información

A sólo 100 metros de la costa y a un kilómetro de zonas habitadas, el buque acabó por partirse en dos, sus tanques estallaron y una densa columna de humo cubrió casi enteramente la zona. No hubo, sin embargo, víctimas.ade las líneas Aa del 903pescadores de la zona. El siniestro de ayer, uno de los más graves de esas características ocurrido en Europa, es el tercero que se produce en los últimos años frente a La Coruña.

El accidente se produjo cuan do el Mar Egeo intentaba entrar en el puerto en medio de una fuerte tempestad. Aún no había subido a bordo el práctico, cuan do un golpe de mar arrastró al buque hacia las rocas. Cinco horas más tarde, a las 10.07, el bar co estallaba ante las miradas de miles de coruñeses. El capitán del petrolero, Konstadinos Stavridis, fue detenido anoche por obstruir la investigación del su ceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de diciembre de 1992.