Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIDIA

Mala corrida en Zaragoza

Al juego deslucido de los toros, que provocó el aburrimiento en la séptima corrida de la feria del Pilar, de Zaragoza, celebrada ayer, se unió un ambiente enrarecido e irrespirable en la plaza, ya que se utilizó la cubierta -pues estaba Iloviendo- y quedó totalmente cerrado el coso, sin que hubiera dispositivos de ventilación. Chamaco sufrió en el sexto una cogida, de pronóstico reservado, que no le impidió continuar la lidia.Se lidiaron cuatro toros de Antonio Ordóñez, sin casta ni fuerza; cuarto de Jandilla, deslucido, y sexto de Isabel Núñez, bravucón.

Joselito (silencio; ovación con protestas) no pudo hacer nada con el inválido primero, que se caía constantemente, y estuvo valiente y voluntarioso con el cuarto, en un trasteo encimista.

Litri (silencio y división de opiniones) porfió mucho al aplomado primero, para que tomara muy pocas veces la muleta, y se encontró con un quinto toro totalmente parado.

Chamaco (ovacionado en su lote) tuvo el lote más mánejable y muleteó espectacular. Al iniciar de rodillas la faena al sexto, salió volteado, aunque continuó en el ruedo. Fue asistido en la enfermería de fuerte contusión en el muslo izquierdo.

Triunfan El Soro y Ponce

El Soro y Enrique Ponce, que torearon ayer en Valencia, salieron a hombros por la puerta grande.Con toros de Cebada Gago, bien presentados y nobles, El Soro tuvo oreja, vuelta y oreja en sus toros, y Ponce, ovación, aviso y dos orejas, y ovación. Hubo cerca del lleno, en tarde agradable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de octubre de 1992