_
_
_
_
Entrevista:

"El 92 es el año del desencuentro cultural"

El autor de La guerra de Galio, una de las novelas más leídas en México, comenta que el verdadero reencuentro del 92 se está produciendo entre los escritores españoles y los de Europa del Este más que entre los dos espacios naturales, América y España, que comparten una misma lengua y una misma cultura. "He visto grandes tiradas en España de autores del Este, que despiertan grandes atractivos entre el público y que son objeto de grandes apuestas editoriales", indica. "Presurno que nosotros, con el fin de la bipolaridad en el mundo y la vuelta de España hacia Europa, estamos perdiendo el gran mercado que un día se consolidó con el boom de Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Julio Cortázar o Jorge Luis Borges. Me preocupa, pero soy consciente de que se trata de un problema de competencias de mercado".En opinión de Héctor Aguilar Camín (Chetumán, 1946), editor, ensayista, historiador novelista, México vive en cambio un gran momento editorial, con una acumulación de literatura de gran calidad y un gran mercado de lectores, especialmente dirigido a autores nuevos y que no tienen que ver con los ya consagrados, como Octavio Paz, Carlos Fuente propio García Márquez, a quien considera más unido en lo literario a este país, donde vive gran parte del año, que a su Colombia natal. "Es un mercado interno que tarde o temprano va a salir al exterior con una literatura extremadamente rica, compleja y llena de autores muy sólidos", agrega.

Para el autor de Morir en el Golfo, otro de sus éxitos novelísticos, este movimiento literario es consecuencia de la estabilidad mexicana y de la ausencia de rupturas durante 50 o 60 años. "Hay una política cultural continuada por parte del Estado mexicano, que ha invertido mucho dinero en educacíón y en la promoción cultural, sin paralelos en el resto de América Latina. Estamos asistiendo al nacimiento de una gran literatura nacional no sólo de autores vivos consagrados sino de gente nueva. La grandeza de Borges está hecha, pero es impensable hablar de él sin la revista Sur, sin Pío Casares o sin una literatura nacional argentina, en la que estaba Mújica Laínez y de la que brota Julio Cortázar. En México pasa igual con la salvedad de que no ha existido una ruptura política como en Argentina y sí tenemos, sin embargo, una industria cultural y artesanal establecida. Desde José Vasconcelos, en México ha habido siempre continuidad".

Aguilar Camín resta importancia a las limitaciones que podría provocar un posible mecenazgo, fruto del proteccionismo que ejerce el Estado mexicano sobre la intelectualidad nacional (Octavio Paz, Carlos Fuentes y Fernando del Paso han ejercido como funcionarios del Gobierno en el servicio exterior) sobre los escritores. Y en este sentido asegura que eso no impide que la creatividad se desarrolle de forma libre, porque se trata de "un proceso paralelo e independiente".

Reciente querella

No obstante, preguntado por la reciente querella que se produjo entre el premio Nobel de Literatura Octavio Paz y los organizadores de los recientes coloquios de invierno en México, entre los que figuraba la revista Nexos, advierte: "Esto sí en cambio rebaja el tamaño de la vida intelectual de México porque hace provinciano un momento cultural y literario de extraordinaria riqueza. Abundar en eso es escupir para arriba, porque se le da la razón a quienes piensan estúpidamente que lo único interesante en la vida ultural de México son las querellas de vanidad o las encerronas de callejón. Los intelectuales debemos estar por encima de las pequeñas pasiones de vecindad".Respecto a Cuba y Fidel Castro, Héctor Aguilar Camín afirma: "Sólo puedo decir, al ser natural de Quintana Roo, un Estado del Caribe mexicano con grandes proyectos turísticos, que desearía que Fidel Castro continuara al menos cinco años más porque permitiría a esta parte de México otros cinco años de desarrollo y cinco más sin una competencia brutal, que es lo que nos va a suponer la isla después de la caída de su líder".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_