CUMBRE DE MAASTRICHTFRANCIA

Euforia de los europeistas

JAVIER VALENZUELATodos los europeístas se felicitaron ayer en Francia por los resultados de la cumbre de Maastricht. Los socialistas hablaron de "la victoria histórica de Europa" y subrayaron la "solidez" demostrada por el eje ParísBonn. El ministro de Exteriores, Roland Dumas, aseguró que "el movimiento hacia una moneda única, una defensa común y una política exterior común es irreversible". El ministro de Cultura, Jack Lang, hizo un encendido y retórico elogio de Mitterrand: "El presidente, obrero de la construcción europea desde hace varias décadas, luchó sin descanso para arrancar esta histórica victoria".

Los europeístas de la oposición aceptaron que la cumbre de Maastricht caminó por el camino de la unión "lo más lejos que pudo", según dijo Simone Vell.La ex presidente del Parlamento Europeo añadió que la cumbre "ha sido una derrota de Gran Bretaña, que no ha podido impedirnos avanzar".

Más información

Por el contrario, los enemigos del ideal europeo se regocijaron por "la escasez" y "la vaguedad" de los resultados. El dirigente neogaullista Alain Juppé afirmó que los acuerdos de Maastricht no tienen "la dimensión histórica que pretende darles. Mitterrand". Afirmó que la política exterior y la de defensa "siguen, afortunadamente, sometidas a la regla de la unanimidad".

La reacción más virulenta fue la del ultraderechista Jean-Marie Le Pen. "La Europa de losfederastas", dijo, "es una superestructura contraria a las grandes corrientes populares de hoy". Afirmó que combatirá "una Europa que pretende asesinar a Francia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de diciembre de 1991.

Lo más visto en...

Top 50