Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

España, en desventaja

El Departamento de Filología Española II (Literatura Española) de la Universidad Complutense, en la reunión de su consejo de 11 de junio, acordó por unanimidad que es su deber moral informar a la opinión pública de que, como consecuencia de los planes de estudio aprobados por el Ministerio de Educación, los universitarios españoles de letras se encontrarán en clara desventaja respecto a sus homólogos europeos. Un universitario inglés, alemán o francés podrá ocupar un puesto de trabajo en España tras tres o cuatro años de estudio, mientras que un español, para ocupar ese mismo puesto, necesitará un mínimo de cinco años, que, con frecuencia, se convertirán en seis.En efecto, la licenciatura de filología que propone el Ministerio oscila entre 300 y 320 créditos, que la Junta de la Facultad de Filología de esa Universidad ha concretado en 320. Esto significa que el alumno tendrá que estudiar 40 asignaturas anuales (o bien 80 cuatrimestrales) repartidas a lo largo de cinco cursos oficiales, que, a la hora de la verdad, le ocuparán, en muchos casos, otro curso más.

Mientras las carreras técnicas y científicas están intentando adecuar sus planes de estudio a los de las universidades europeas, para evitar el agravio comparativo y la competencia de los estudiantes comunitarios, algunas facultades de letras están ampliando los suyos. La consecuencia inmediata será de una desproporción de dos a tres años, respecto a Europa, en la duración de la licenciatura.

En estas circunstancias, a los padres de familia puede compensarles enviar a sus hijos a cualquier universidad europea, a sabiendas de que accederán al mercado de trabajo dos o tres años antes que si estudian en España, además de regresar con la ventaja de haber aprendido con mayor precisión un idioma extranjero.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de julio de 1991