Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Estoy harto de oír que Gil me ha ayudado"'

Juan Carlos Rodríguez, de 26 años, se encuentra en la situación más importante de su carrera deportiva. Después de cuatro años en el Atlético de Madrid, un marcaje a Goicoetxea, el mejor jugador de la presente Liga, le abrió las puertas del Barcelona. El lateral leonés no quiere desaprovechar la ocasión de su vida. Sin embargo, esta decisión le ha sentado mal al presidente Jesús Gil, que ha desatado sus iras contra él.

Pregunta. ¿Esta situación es fruto de su marcaje al barcelonista Goicoetxea?

Respuesta. Ese día todo se volvió de color rosa. El partido anterior en Burgos había hecho un buen encuentro. Pero no es lo mismo el Burgos que el Barcelona, ni Alejandro que Goico. Tuvo mucho más trascendencia. Fue un bombazo que no esperaba. El marcaje se lo hice en realidad a Eusebio, al que conozco bien. Sabía cuándo iba a soltar el balón y entonces sólo se trataba de anticiparme, pero Goico no tuvo la culpa. En Barcelona me tuvieron muy cerca y si les interesaba entonces pudieron comprobar la valía de mis cualidades.

P. ¿Su evolución ha sido tan grande como para convertirse en una pieza tan apetecible?

R. Es verdad que he ido a más. Al principio, sólo jugaba en defensa para tapar la banda. Tomislav Ivic consideró que tenía que presionar más adelante y todo salió bien. Toda la segunda vuelta he actuado en esa posición y el resultado ha sido excelente. El sistema del Atlético, en el que cada uno trabaja para el resto me ha ayudado mucho.

P. ¿Hace unos meses le resultaba más costoso su trabajo al ver que el mérito se lo llevaban otros?

R. No me sentaba mal. Yo quería quedar satisfecho después de cada partido. El técnico me felicitaba por mi trabajo y era por lo que yo luchaba. Otros compañeros tenían tanto o más mérito que yo. Unos son más vistosos que otros y es lógico que el público aclame el fútbol que le gusta.

P. Tomislav Ivic ha logrado que el trabajo oscuro se note más en el campo.

R. Su sistema es bueno. Saca mucho provecho de lo que tiene en la plantilla. La pena es que ha llegado tarde. De hacer la pretemporada, hubiera llegado antes el automatismo.

P. ¿Cómo lleva todo el revuelo que se ha montado con su situación?

R. Lo que me está sucediendo no es bueno. Sabía que podía pasar, pero no es bueno. Son muy malos momentos para un profesional, al que lo que le gusta es jugar. Todo lleva a conclusiones equivocadas, quizá porque el presidente tampoco ha llevado las cosas de la mejor manera. Lo que está claro es que quiero que esto termine pronto y de la mejor forma. Y que la próxima temporada me centre en volver a jugar al fútbol y con casi toda seguridad, fuera de aquí.

P. ¿Le molesta que el público la haya tomado ahora con usted?

R. Es gente que actúa por lo que sale en la prensa. Por eso he decidido no volver a tratar este tema. Mientras hable el presidente, por otro lado, ¿qué puedo decir yo?. Aunque diga lo contrario, siempre le van a creer a él. Pero es normal, creen al que se queda.

Deterioro de relaciones

P. ¿Cómo se han podido deteriorar en dos días sus relaciones con el presidente?

R. No lo entiendo. Este asunto lo habíamos zanjado mucho antes de que saliera lo del Barcelona. Él no podía pagar lo que yo le pedía, y me dijo que me buscara otra cosa. Quizá lo que le ha molestado al presidente es que se haya hablado del Barcelona, que es lo que hace daño. Si se hubiera hablado del Valladolid no habría pasado absolutamente nada. No pensaba que el club catalán se iba a interesar por mí.

P. ¿Y usted, lo pensaba?

R. Tampoco. Lógicamente el Barcelona es la aspiración de cualquier profesional, como el Madrid y el Atlético. Cuando mi representante, Juanjo Hernández, me habló de ir al Barcelona, pensé que era lo máximo. Sabía que tenía que hablar con otro equipo y resulta que se interesa el Barcelona. Es para volverse loco. Actualmente es el mejor equipo de España y marcharme supone una mejora profesional. Cuando te hablan del número uno es como para alegrarse.

P. ¿Tanto dinero le pidió a Gil como para que no aceptara?

R. A mí me Interesaba quedarme aquí cobrando menos que en otros equipos. Yo pedí lo que consideré justo, ni mucho menos la luna. Me dijo que no y me preguntó: '¿Cuánto te van a dar en otro lado?'. Yo le dije que bastante más porque llegaba con la carta de libertad. Me contestó que si creía que iba a ser así, que estudiara las ofertas.

P. ¿Le parece injusta entonces su reacción?

R. Injusta sí, pero sobre todo inesperada. Yo estaba harto de escuchar que siempre había sido mi principal defensor. Y las últimas palabras que escuché de él, precisamente fueron desearme mucha suerte. Después me di cuenta que él mismo me cerraba las puertas.

P. Por lo tanto, jugará en el Barcelona la próxima campaña?

R. Hay muchas posibilidades. Si hay interés del Barcelona, a m í me agradaría jugar allí. Negociar con otro club es menos apetecible. Vamos a intentar pelear por ahí, porque es lo que cualquier profesional quiere. Supone estar en la cumbre. Colmaría mis aspiraciones.

Diferencia de sistemas

P. El sistema de Cruyff le tan bien como el de Ivic?

R. Si me Ficha el Barcelona será por algo. En principio no me planteo qué sistema me va mejor, lo que sea ya vendrá. Yo sé mis limitaciones. Trataré de ganarme en los entrenamientos la confianza del entrenador.

P. ¿La presencia en Barcelona de Eusebio y Salinas es un aliciente más?

R. Desde luego. Es más apatecible ir al Barcelona con ellos. He pasado muchos años con ellos y siempre es importante tener a alguien que te diga lo que te espera.

P. ¿Le gustaría jugar contra el Barcelona en la Copa?

R. Por lo visto no podré. Soy jugador del Atlético y pienso actuar al mismo nivel. De eso depende que yo esté en otros equipos. Si ahora me lesionara o tuviera un mal juego seria perjudicial. Me Interesa jugar, hacerlo bien. Y ante todo porque tengo contrato y me gusta cumplirlo con el mayor tesón. Me dolería mucho no jugar.

P. ¿Le molesta que Gil cuestione su profesionalidad?

R. No creo que lo diga por eso, porque puedo lesionarme en cualquier entrenamiento. Gil juega con otro tipo de intenciones. Para echar a la gente encima o para buscar un recurso a algo que le ha sentado mal. Pero no lo justifico, porque en su momento lo dejamos claro.

P. ¿El fútbol le ha dado decepciones?

R. Decepciones, sí. Lo de Gil, haciendo un balance de lo que he pasado en el Atlético los últimos cuatro años, me lo podía espera. Quizás yo menos, porque mi relación era buena, pero siempre hay una probabilidad.

P. ¿Entendería que Ivic obedeciera a Gil y no le alineara?

R. Lo entendería. No me lo merezco, pero de alguna manera lo entendería. Pero da igual, lo que quiero es terminar como pueda esta temporada, para empezar la siguiente con confianza, con toda seguridad en otro equipo.

P. ¿Qué opinión tiene de Gil?.

R. El primer año se equivocó, pero luego ha hecho cosas buenas por el fútbol. Dice las cosas como las piensa y la prensa juega con ellas. Es el mayor vendedor de noticias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de mayo de 1991

Más información

  • Juan Carlos RodríguezFutbolista del Atlético de Madrid