EL FUTURO DE LA U.R.S.S.

Pávlov afronta el descontento obrero mientras prosigue la huelga minera

Valentín Pávlov, jefe del Gobierno de la URSS, inició ayer su primer viaje oficial por el interior del país. Su destino era Leningrado, donde tuvo que enfrentarse al descontento de los obreros de la importante fábrica de armamento Kirov. Entre tanto, prosigue la huelga de más de 300.000 mineros en las cuencas carboníferas.La visita de Pávlov a la fábrica Kirov, cuna de la Revolución de Octubre de 1917, parece destinada a neutralizar la agitación social que crece en la URSS a medida que se deteriora la situación económica y ante la inminente subida de los precios de bienes de consumo básicos.

Según la agencia Noroeste de Leningrado, dos talleres de la fábrica Kirov, que tiene decenas de miles de empleados, han parado en los últimos días. Una portavoz de esta agencia dijo que se había esperado la visita de Borís Yeltsin a la mencionada empresa.

Más información

El viernes pasado, la televisión de Leningrado emitió un reportaje en el que aparecían los obreros de los talleres donde se fabrican los tanques T-80, una de las piezas más modernas del armamento soviético. Se quejaban de la falta de trabajo y del programa de reconversión de la industria bélica en civil. El presentador del reportaje, Alexandr Nevzorov, calificó de "traición estatal" el programa de reconversión.

En las zonas mineras de la URSS, la huelga continúa, con el apoyo de más de 300.000 trabajadores, según datos del Sindicato Independiente de Mineros. En Donbás (Ucrania) estaban en paro ayer 59 minas y 11 empresas de construcción, y en la zona de Lvov (en Ucrania occidental), 21 minas estaban en paro. En Kuzbás estaban en huelga 48 explotaciones y dos empresas de construcción. En Vorkutá, en el círculo polar, había siete minas en paro. Otras estaban también en huelga en Tula, Perm (en los Urales) y Sajalín (océano Pacífico).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de marzo de 1991.

Lo más visto en...

Top 50