Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco guardias civiles y una mujer, heridos al estallar un camión bomba en Somorrostro

Cinco guardias civiles y una joven resultaron heridos leves en la madrugada de ayer al estallar un camión bomba con 80 kilos de amosal, a 10 metros del acceso a la refinería de Petronor en Somorrostro (Vizcaya). Es la primera vez que ETA, a quien el Gobierno Civil atribuye el atentado, utiliza un camión para sus acciones terroristas.

La explosión se produjo a las 0.20, diez minutos después de que un joven aparcase el vehículo y se diera a la fuga. Como consecuencia de la explosión cinco agentes y una joven que intentaba abrir la puerta de su domicilio, a unos 200 metros del lugar de los hechos, tuvieron que ser hospitalizados con heridas producidas por cristales y quemaduras, aunque varias horas después todos menos uno fueron dados de alta.El guardia civil internado en el Hospital de Cruces, en Baracaldo (Vizcaya), permanecía anoche en observación. El parte médico indica que su pronóstico es reservado, ya que se le ha apreciado conmoción cerebral y traumatismo craneoencefálico. Según una nota del centro sanitario difundida ayer, su vida no corre peligro.

Un portavoz del Gobierno Civil de Vizcaya declaró ayer que aunque el atentado no había sido reivindicado al mediodía de ayer, todo apunta hacia la autoría de la organización terrorista ETA. "El hecho de que las instalaciones de la refinería se encuentren en el lado opuesto, convierte a los agentes en el objetivo del atentado", declaró este portavoz.

En la acción terrorista participaron dos grupos formados por idos personas que robaron un camión para la explosión y un taxi con el que huir una vez accionado el mecanismo de ignición.

Robo a punta de pistola

El camión fue robado a las 19.30 del viernes a punta de pistola por (los personas que dijeron que lo necesitaban para hacer un porte. Posteriormente ataron al propietario con unas cadenas a un árbol en una zona boscosa de Arrigorriaga, cerca de Bilbao.En ese mismo árbol fue atado tres horas después el propietario del taxi que los terroristas robaron a las diez de la noche del viernes para huir. En ese lugar los terroristas dejaron preparado el explosivo en la cabina del camión. Una de estas dos personas logró desatarse y avisar a la policía dos horas después del atentado.

El camión, marca Ebro, matrícula de Bilbao 9047-AB, quedó prácticamente destrozado al explotar unos 80 kilos de amosal, según estimaciones del grupo de desactivación de explosivos de la Guardia Civil. Una persona lo aparcó a unos diez metros del puesto de vigilancia del acceso a la refinería que Petronor tiene en Somorrostro, y posteriormente buyó en el taxi robado.

El puesto de la Guardia Civil, un pequeño edificio de una planta en el que prestan servicio unos ocho agentes, se derrumbó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de marzo de 1991

Más información

  • El vehículo contenía 80 kilos de amosal