Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los policías rechazan como destinos laborales Cataluña y el País Vasco

Cataluña y el País Vasco son las comunidades autónomas hacia las que los funcionarios de policía han mostrado una menor preferencia en la última convocatoria del concurso general de méritos que regula los traslados de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Este rechazo es más acusado en el caso de dos ciudades, Barcelona y San Sebastián, en las que, por diferentes razones, han quedado vacantes, respectivamente, el 92% y el 97% de las plazas, porcentaje este último que es aún mayor para los policías de la escala básica.

El País Vasco, Cataluña, Navarra, Baleares y Canarias son las comunidades autónomas en las que han quedado desiertas algunas de las plazas ofrecidas a los funcionarios de Policía en la última convocatoria de traslados. El Ministerio había reservado 611 plazas para Cataluña, casi la mitad del total de España, de las que tan sólo ha conseguido cubrir un 31%.Una tercera parte de estos policías proviene además de la propia ciudad de Barcelona con lo que la convocatoria no sólo no ha servido para aumentar el número de funcionarios con base en Barcelona sino que incluso ha provocado su descenso.

Las plantillas policiales de la capital catalana sufren un déficit en su número de funcionarios desde hace varios años, circunstancia que se verá acentuada en 1992 con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos.

Si bien los policías no muestran grandes deseos para trasladar su lugar de trabajo a Cataluña, la situación es más acuciante en el caso concreto de Barcelona. El alto nivel de vida de la capital catalana y las dificultades de adaptación a causa del idioma son las principales causas de que el 92% de los puestos permanezcan libres después del concurso general de méritos.

Salida del País Vasco

Cataluña se ha unido en la última convocatoria a otro destino tradicionalmente poco atractivo dentro del Cuerpo Nacional de Policía. Un 76% de las plazas situadas en. el País Vasco quedaron desiertas, porcentaje que se eleva al 97%. en el caso de San Sebastián.

A ello que hay que sumar los policías que han aprovechado esta convocatoria para salir del País Vasco haciendo uso de derechos preferentes. 150 de ellos, entre inspectores y oficiales de policía han abandonado esta comunidad, lo que supone aproximadamente un 7,5% del total de los policías destinados en el País Vasco.

El Ministerio del Interior ha logrado adjudicar el 57% de las plazas existentes para toda España gracias al poder de atracción de lugares como Madrid, Andalucía o la Comunidad Valenciana, en los que se ocuparon todas las vacantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1990

Más información

  • Desiertas el 92% de las plazas de Barcelona