Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Michael Jackson

recibió ayer una llamada telefónica del presidente norteamericano, George Bush, quien le deseó un rápido restablecimiento. El cantante está siendo sometido en el hospital donde se encuentra ingresado desde el pasado domingo a nuevas pruebas clínicas ordenadas por su médico particular, Steven Hoefflin. El portavoz del cantante, Boh Jones, que no quiso especificar el tipo de análisis que le están efectuando a Jackson, aseguró ayer que éste nunca ha tenido problemas de salud, pero que últimamente se hallaba muy afectado por las muertes recientes de su abuela materna y del cantante Sammy Davis Jr. La dirección del hospital Saint John de Santa Mónica, en California, no ha querido informar sobre el tiempo que el cantante podría permanecer ingresado. En el mismo centro médico se encuentra hospitalizada desde el pasado mes de abril la actriz Elizabeth Taylor, gran amiga de Michael Jackson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 1990