Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Populares y socialistas negociarán modificar la ley electoral para ahorrar gastos de campaña

Los responsables de los grupos parlamentarios Socialista y Popular, Eduardo Martín Toval y Rodrigo Rato, respectivamente, negociarán la próxima semana la modificación de la Ley General Electoral para otorgar a la Junta Electoral Central mayores atribuciones y ofrecer a los partidos políticos una mayor cobertura informativa en los medios de comunicación públicos. De esta manera se pretenden reducir los costes de las campañas electorales, dado que los partidos políticos se endeudan fundamentalmente por los gastos de publicidad y propaganda que les ocasionan.

Asimismo, ambos políticos negociarán la sustitución, por razones de jubilación, de Antonio Truyol, magistrado del Tribunal Constitucional, cuya designación debiera haberse producido hace seis meses y que se ha visto bloqueada por la incomunicación que impera en las relaciones entre ambos partidos.Dirigentes del Partido Popular y del PSOE se intercambian reproches sobre sus respectivas posiciones con vistas a un posible diálogo, lo que conduce a la evidencia de que la incomunicación sigue siendo imposible después de seis meses de legislatura, y así se mantendrá al menos hasta después de las elecciones andaluzas del 23 de junio.

Un paréntesis en esta ruptura en la comunicación se producirá el próximo jueves 14, una vez que Eduardo Martín Toval y Rodrigo Rato han fijado esa fecha para una entrevista. Esta reunión es casi forzosa toda vez que ya han pasado seis meses desde que el magistrado Antonio Truyol debiera haber sido sustituido por otra persona a propuesta del Grupo Popular.

En esta entrevista, los populares también quieren hablar de la financiación de los partidos políticos, aunque el PSOE ha adelantado a este periódico que no están en disposición de modificar esta normativa, sino que prefieren introducir cambios en la Ley General Electoral para, entre otras cosas, otorgar mayores atribuciones a la Junta Electoral Central y ampliar el tiempo de espacios electorales gratuitos en los medios de comunicación públicos para todos los partidos. De esta manera se pretende que las fuerzas políticas ahorren cantidades muy sustanciosas que ahora destinan a la propaganda.

Los grupos de oposición están interesados en que el envío de papeletas por correo a los ciudadanos también corra por cuenta del Estado, lo que en principio choca con el criterio de los socialistas. Las razones de la negativa tienen relación con el escaso interés del PSOE de que a cargo del Estado se envíe a todos los ciudadanos las candidaturas de partidos extraparlamentarios.

En relación con esta materia, Martín Toval se entrevistó ayer con dirigentes del Centro Democrático y Social, entre ellos su portavoz, Alejandro Rebollo, y próximamente lo hará con Miquel Roca, dirigente de Convergència i Unió.

En relación con la sustitución del magistrado Antonio Truyol, los socialistas aseguran que desde hace meses están pidiendo a los populares "un nombre", y que hasta ahora ha sido imposible.

Horas antes de que se estableciera esta entrevista, miembros del Gobierno aseguraron que si a mediados de este mes los conservadores no aportaban un candidato, el PSOE establecería conversacion . es con el Partido Nacionalista Vasco y con Convergència i Unió.

Guerra y Naseiro

De otro lado, la Mesa del Congreso admitió ayer a trámite la petición de Izquierda Unida y de Eusko Alkartasuna por la que se pide la creación de una comisión de investigación sobre el caso Guerra y el caso Naseiro.

Esta admisión es de mero trámite, y sólo signifca que la petición se ajusta a los requisitos formales aunque no hay duda de que será rechazada por criterios políticos en una próxima reunión de la junta de portavoces.

El Grupo Popular se ha apresurado a señalar que ellos están dispuestos a votar favorablemente esta iniciativa a sabiendas de que los socialistas no permitirán que se cree una comisión de investigación ni para el caso Guerra ni para el de sus adversarios políticos. En el momento de votar negativamente, los socialistas no se encontrarán solos, ya que el portavoz adjunto de CiU, Josep López de Lerma, ha anunciado que su grupo votará en contra de esta petición, y otro tanto se espera del PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 1990

Más información

  • Los conservadores acceden a hablar de la sustitución de un miembro del Tribunal Constitucional