X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Bigas Luna: "Las edades de Lulú' no será 'Emmanuelle"

La novela erótica de Almudena Grandes, al cine

"Creo que en España no se ha hecho cine erótico, y, digan lo que digan los demás, Bilbao no era erótica, por lo que ésta va a ser mi primera película erótica", afirma el realizador catalán Bigas Luna, mientras ultima los preparativos de Las edades de Lulú, que comenzará a rodar el próximo día 28 en Madrid. El director de películas tan transgresoras como Bilbao, Caniche y Lola, afirma que esta adaptación cinematográfica de la novela erótica de Almudena Grandes "no será Emmanuelle 23".

Todo comenzó hace un año, fecha en que el avispado productor Andrés Vicente Gómez decidió comprar los derechos de una novela erótica, Las edades de Lulú, que, recién escrita, no paraba de agotar ediciones: tanto, que en la actualidad ya lleva 75.000 ejemplares vendidos.El productor ofreció a Luis García Berlanga la posibilidad de llevar al cine la novela, y éste, sin pensárselo dos veces, declinó el ofrecimiento diciendo: "Quien mejor puede hacer esta película es Bigas Luna".

Dicho y hecho, el verano pasado se juntaban en Tarragona -"en una casa que tengo debajo de una higuera", dice Bigas Luna- el realizador y la novelista madrileña Almudena Grandes para hacer el guión de la película. Hoy, el filme está a punto de comenzar a rodarse, a partir del 28 de mayo y durante 10 semanas, en escenarios y calles de Madrid.

Bigas Luna, 44 años, seis películas y una docena de cortos sexy que realizó en 1977 -"por el placer de rodar", según él mismo dice, "y porque el erotismo me gusta en cuanto que es sutil y genera imágenes"-, ya tiene listo el reparto de Las edades de Lulú.

Vuelve a trabajar con su actriz fetiche, Ángela Molina, que también protagonizó su película Lola, y además con otra hermana de Angela: Mónica Molina. La hermana mayor encarnará a la Lulú adulta, y la menor, a la Lulú adolescente. En el reparto también tendrá un papel destacado la actriz María Barranco, que hará de travestido, y todavía no se ha decidido qué actor encarnará a Pablo.

"Ángela Molina es para mí la actriz más carismática del cine español, porque genera magia y me estimula", dice Bigas Luna. "Ella es tan fundamental en Las edades de Lulú, que sin su participación yo no haría la película. Ella es auténticamente Lulú".

Dos mitos

Para Bigas Luna, en España hay dos mitos clásicos femeninos, y esta película, que antes es novela, incorpora a un tercero. "Los dos mitos son el de Lola y el de Carmen. La primera es una mujer que genera drama y es víctima de sus deseos, mientras que la segunda es la mujer madre. En cambio, la Lulú creada por Almudena Grandes retrata un nuevo mito de mujer contemporánea española, que es pasional, quiere enamorarse y busca un hombre con el que volcarse".Las edades de Lulú, en su formato original de novela, narraba las fantasías eróticas de una mujer, Lulú, con un hombre idealizado, Pablo, que aparecía en los momentos más importantes, en diferentes edades de la vida de la protagonista.

"En la película", explica el realizador, "como hemos hecho el guión la propia novelista, Almudena Grandes, y yo, no hemos obviado nada, y todas las cosas fuertes van a estar presentes; pero quiero aclarar que ni va a ser tan blanda como Emmanuelle [es más, no quiero hacer Emmanuelle 23, y, si fuera así, sería un fracaso] ni tampoco va a ser una película hard-core. Las edades de Lulú será auténticamente cine, y creo que el 95% de las mujeres de España se identificarán con Lulú".

Bigas Luna, cuya película Bilbao contenía escenas inhabitualmente transgresoras en el cine español, dice respecto del cine erótico que "en España no se ha hecho cine erótico porque, por un lado, muchos realizadores se asustan y, por otro, los que hacían en España cine de destape en los años setenta buscaban únicamente oportunismo comercial".

"A mí me interesa el erotismo porque", continúa el realizador, "creo que este género y el de suspense son maravillosas excusas para poder hacer cine con toda su intensidad hoy en día. Luego está mi fascinación personal por el erotismo, por toda la simbología que conlleva. Yo siempre digo que un hombre y una mujer haciendo el amor es la pretensión de este hombre de estar otra vez dentro del vientre de una mujer; y por parte de la mujer, de poseer de nuevo a este hombre, que no es posible porque ya no cabe".

Y detalla, más aún, el cineasta, una de las imágenes eróticas que más le atraen: "Mí imagen de la mujer es una mujer en un desierto, con el sexo tocando la tierra y la regla empapando aquello". Aunque aclara que la película tiene un reto muy importante para él: "Es la historia de una mujer contada por una mujer y yo tengo que utilizar mi componente femenino, que lo tengo, al cien por cien. No será una película machista".

Imposible en EE UU

Bigas Luna afirma que únicamente hizo una película por comercialidad: Tatuaje. "Fue un fracaso", dice, "y desde entonces todas las películas que he hecho ha sido porque he creído en ellas".Él, que ha realizado dos en Estados Unidos, Reborn y Angustia, afirma: "Soy consciente de que en Estados Unidos sería imposible hacer Las edades de Lulú, porque es un país de una gran moralina y esta película sería muy fuerte para ellos. Además, no pienso volver nunca más a vivir en Estados Unidos ya que su mundo del cine y su forma de vida no me interesan para nada".

Respecto a qué reacciones puede! provocar la versión cinematográfica de Las edades de LuIú en España, dice: "Creo que la gente que se asustará del erotismo de la película será menos de la que se piensa. España, por la mezcla que hay de pudor y sensualidad, es un filón sin explotar para el cine erótico. Debe haber más".