Conservadores en lo económico, socialdemócratas en lo demás

Los ciudadanos valoran la gestión de cinco Gobiernos europeos

En este apartado de la encuesta se plantea una comparación entre algunos de los actuales gobiernos socialdemócratas -incluido el sueco, de recentísima dimisión- y los liberales-conservadores, para intentar detectar en qué terrenos han tenido mayores éxitos unos y otros. Los gobiernos liberales-conservadores Se imponen en el terreno de la gestión económica, mientras los socialdemócratas ofrecen mejores resultados en los asuntos sociales y las libertades cívicas -por gran mayoría-, y en las relaciones internacionales.En lo referente a la gestión económica, los españoles son los únicos que conceden ventaja al gobierno socialdemócrata, identificado en este caso con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), cuyas victorias electorales desde 1982 han coincidido -a la inversa en que en otros países europeos- con el ininterrumpido ciclo de recuperación económica internacional registrado a lo largo de la presente década. Se añade a ello que la gestión del PSOE sólo puede compararse a la desempeñada por la extinta Unión de Centro Democrático (UCD), cuyos gobiernos toparon con las dificultades más duras de la transición política y con lo más crudo de la recesión de los 70. En cuanto a los asuntos sociales y los derechos civiles, debe subrayarse también una especificidad en las respuestas españolas, que en el 49% y el 48% de los casos, respectivamente, están en blanco.

Más información

'Modelos'

Otra pregunta (ver el primer cuadro de esta página) intenta establecer qué Estados europeos, al margen de coyunturas gubernamentales, disponen de una sociedad globalmente identificable como "socialdemócrata". Aunque los encuestados españoles piensan mayoritariamente en su propio país cuando se les habla de socialdemocracia, el país al que más se identifica con este tipo de sistema sociopolítico es, precisamente, el más próspero de Europa: la República Federal de Alemania. Le sigue Francia, la segunda potencia económica. En tercer lugar figura Suecia, otro país de muy elevada renta per cápita. Ello parece indicar que los europeos se forjan una imagen ideal de la socialdemocracia, vinculada a la abundante generación de riqueza y a la equitativa distribución de la misma.

Los países mediterráneos -Italia y España- y Bélgica son, por el contrario, muy poco identificados con la sociedad socialdemócrata. Tanto en el caso italiano como en el español, la mitad de los ciudadanos encuestados -un 49%. en ambos casos- opta por no citar ningún país como modelo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50