Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA UNA NUEVA EUROPA

El último hijo de Stalin

Todor Yivkov, de 78 años de edad, era el máximo dirigente comunista de Bulgaria desde marzo de 1954, cuando fue elegido primer secretario del Partido Comunista Búlgaro (PCB), y jefe del Estado desde 1971. Diez años después, con motivo del XII Congreso del partido, fue designado secretario general del PCB. Yivkov era hasta ayer el jefe de un partido comunista, que más tiempo llevaba en el poder en Europa Oriental.A Yivkov debe Bulgaria la modernización económica, lanzada desde el poder en 1956, al pasar desde un modelo en el que dominaba la agricultura a una creciente industrialización.

Sin embargo la tónica de actuación de Yivkov -como aprendió de su mentor ideológico, Josef Stalin- fue la concentración máxima del poder, tanto económico como político.

Yivkov sobrevivió a una conspiración en 1965 de cinco altos mandos del Ejército de ideología prochina. En diciembre de 1988, con motivo del pleno del Comité Central del PCB, Todor Yivkov hizo un tímido llamamiento a la perestroika y a la realización de reformas en Bulgaria. Considerado como un dirigente comunista ortodoxo, Yivkov ha demostrado cualidades de supervivencia al compatibilizar, una política de reflarmas con la conservación del poder.

Viudo desde 1971, perdió también a su hija Ludmila, que fue ministra de Cultura, muerta hace ocho años de una hemorragia cerebral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 1989