Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Bujari: "Don Juan Carlos ha demostrado ser rey de los españoles y los saharauis"

El representante para Europa del Frente Polisario justifica la ruptura de la tregua con Marruecos

El Frente Polisario (FP) ha roto la tregua que desde hace un año reinaba sobre la ex colonia española del Sáhara occidental. "Hemos tenido mucha paciencia, pero ya no era posible pretender mantener el silencio militar y, a la vez, bloquear el proceso diplomático, como está haciendo el rey Hassan", explica Ahmed Bujari, responsable del FP para Europa. El empeño del rey por solicitar armamento durante su visita, la pasada semana, a Madrid ha sido una de las gotas que ha hecho rebosar el vaso. Sin embargo, lo más destacable de este viaje, para el dirigente saharaui, han sido las palabras del rey Juan Carlos a favor de la solución pacífica del conflicto saharaui. "Su majestad don Juan Carlos ha demostrado ser el rey de los españoles y el rey que fue del pueblo saharaui".

"El rey Hassan ha intentado cambiar en Madrid la cooperación al desarrollo que España le ofrece por un instrumento para destrozar el proceso de paz puesto en marcha por la ONU y la OUA, al solicitar la compra con créditos FAD (Fondos de Ayuda al Desarrollo) de armamento", afirma Ahmed Bujari. A pesar de ello, el dirigente saharaui se muestra satisfecho: "El rey Hassan no logró, como pretendía, el silencio de la Moncloa en la ONU al exigir el diálogo directo entre las dos partes del conflicto saharaui, y, a pesar de su habilidad en manejar sus lazos de hermandad con su majestad el rey Juan Carlos, tampoco pudo evitar que éste le recordara la necesidad de una solución pacífica y con garantías para el pueblo saharaui".Pregunta. El rey Hassan de Marruecos ha descartado definitivamente un segundo encuentro con el Frente Polisario tras el ataque efectuado por los saharauis el pasado viernes contra sus posiciones en Guelta Zemmur. ¿Cómo van a explicar ante la opinión pública lo que para Rabat ha sido el jaque mate a la paz?

Respuesta. El ataque contra Guelta Zemmur ha sido una batalla de envergadura. A pesar de ello, seguimos pensando que la solución pasa por la negociación. La conclusión que ha sacado el rey Hassan de la acción, que le ha costado muchas más perdidas de las que ha reconocido, no deja de ser irónica para nosotros. No se puede mantener el bloqueo al proceso diplomático y pretender una tranquilidad militar indefinida. Pasó un año desde que iniciamos el diálogo con Marruecos. Hubo desde entonces cinco compromisos por parte del rey Hassan para celebrar el segundo encuentro, todos ellos aplazados unilateralmente por él. En el último intento, Marruecos transmitió al secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, y a nuestro presidente, Mohamed Abdelaziz, por mediación del presidente argelino, Chadli Benyedid, la seguridad de que el encuentro se produciría antes del viaje del rey Hassan a España. Como el pretexto invocado en las otras ocasiones para anular la reunión fue que los saharauis habíamos anunciado previamente el eventual encuentro, esta vez todo se preparó de acuerdo con la voluntad soberana del rey. Pero ni siquiera esta concesión logró que Marruecos no decretara, en el último momento, una vez más, su suspensión.

P. ¿Y qué sentido tiene un ataque militar justo ahora que se celebra en Nueva York la Asamblea General de la ONU y se pone el acento en la necesidad de un diálogo pacífico?

R. Los saharauis hemos tenido mucha paciencia. Pero nos ha quedado cumplidamente demostrado que Marruecos se empeña en hablar más de guerra que de paz. Además de los aplazamientos, baste recordar sus maniobras el pasado julio en la Organización para la Unidad Africana (OUA) para lograr la exclusión de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD); su inadmisible rechazo de los 200 prisioneros militares marroquíes que los saharauis estaban dispuestos a devolver a sus familias y que él se ha negado a acoger; o la actitud incoherente en Belgrado, durante la cumbre de los no alineados este verano, al aceptar sin reservas la resolución a favor del diálogo directo para, inmediatamente, rechazarla en los contactos bilaterales. Creemos que la falta de presión de algunos países europeos, especialmente Francia, anima al rey Hassan a hacer caso omiso del consenso existente entre los países del Tercer Mundo respecto al Sáhara. Claro que sus errores diplomáticos están provocando un incipiente cansancio en esta minoría de países europeos rezagados -los que hasta ahora se manifiestan indiferentes en la votación de resoluciones referentes al Sáhara, frente a los activos liderados por España- y para los que, con el ataque de Guelta Zeminur, habrá quedado claro cómo el proceso de paz está a punto de morir.

P. ¿Alude a un posible cambio en la actitud de Francia?

R. La visita del rey Hassan a España era el punto de partida de una ofensiva diplomática europea. Francia era el siguiente objetivo del rey, que tenía prevista una visita privada a ese país que fue cancelada. Y, en mi opinión, Hassan puede anular unilateralmente sus visitas a España, pero no a Francia.

Desaparecidos

P. Acaba de crearse en Madrid una organización de Amigos de Familiares de Desaparecidos Saharauis. Los saharauis aseguran tener una lista con nombre y apellidos de unos mil desaparecidos en los territorios bajo control marroquí, con edades que van de los 13 a los 75 años. ¿Cómo explica que los organismos especializados en estos temas no reconozcan estas cifras?R. En efecto, ni la Cruz Roja ni Amnistía Internacional (Al) han hecho los esfuerzos necesarios ni desplegado los medios necesarios para salvar a los desaparecidos que aún están vivos. Es injustificable que en los anuarios que publica AI -una organización que se define como exclusivamente humanitaria- el Sáhara aparezca integrado al territorio marroquí, lo que constituye una opción netamente política, puesto que no se hace lo mismo con Namibia y Suráfrica.

P. El Gobierno italiano ha actuado como intermediario en el intento de devolución a Rabat de 200 prisioneros militares en poder del FP. ¿Ha habido alguna acción del Gobierno español en relación con este tema o el de los desaparecidos saharauis?

R. La vulneración de los derechos humanos, no importa donde ocurra, debe ser evitada e incluso castigada. Hasta ahora, el Gobierno español no ha hecho nada en relación a los desaparecidos saharauis. No sé si su relación con Marruecos les permitirá preocuparse por este tema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 1989