Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizado en Valencia un campo de entrenamiento de mercenarios

Una finca situada en la localidad valenciana de Paterna, propiedad de Juan Antonio Gómez Trenor, conde de Trenor, servía de campo de entrenamiento para mercenarios contratados por los narcotraficantes colombianos, quienes eran instruidos por oficiales del Ejército israelí, según publica en su último número el semanario Interviú.

El diario israelí Hadashot reveló el pasado 25 de agosto las operaciones de preparación de mercenarios en las que participaban oficiales israelíes y precisó que una finca de Valencia era utilizada para instruir a los asesinos a sueldo. La finca ha sido localizada ahora, mientras los servicios de seguridad españoles y el Ministerio del Interior aseguraban desconocer datos del campo y sugerían que podría tratarse de la Valencia venezolana. Según Interviú, los mercenarios contratados por narcotraficantes se entrenaban en Valencia con la cobertura de empresas de seguridad españolas.

Los mercenarios recibían instrucción en combates cuerpo a cuerpo, armas blancas, artes marciales y armas ligeras.

La finca fue abandonada hace unos tres meses, después de que el diario israelí hubiese de retrasar la información al respecto, que tenía preparada, por la prohibición de su Gobierno.

Varios testigos afirman haberse encontrado en ocasiones con los supuestos mercenarios, que viajaban por la zona en vehículos todo terreno y vestidos con trajes de campaña. Algunos de los mercenarios echaron de la finca a los vecinos que se encontraron en la zona, pero ninguno de ellos, al parecer, denunció sus sospechosos movimientos y actividades. Incluso alguno de los vecinos expulsados de la finca lo fue a punta de pistola por hombres vestidos en traje de guerrilla.

Los mercenarios pasaban una temporada en Israel y después eran enviados al campo de entrenamiento en España, donde también comenzaban a familiarizarse con el idioma español. De ahí, los asesinos a sueldo se incorporaban a los ejércitos privados,de los narcotraficantes colombianos que recientemente asesinaron al candidato de la oposición a la Presidencia del Gobierno, el senador Luis Carlos Galán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de septiembre de 1989