Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La visita de 'La Celestina'

La presentación de La Celestina, montada con gran éxito de crítica y de público dentro del Festival Internacional de Edimburgo por la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España, ha llenado de satisfacción al director de la obra, Adolfo Marsillach, recién nombrado director general de Teatro. Tras la famosa obra de Fernando de Rojas, la misma compañía representa hoy en la capital escocesa El alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca. El escenario de ambas es el Royal Lyceum de Edimburgo.

MÁS INFORMACIÓN

Adolfo Marsillach ha mostrado su sorpresa y agrado por el tono de los encomiásticos comentarios realizados por algunos rotativos británicos. En concreto, Marsillach se refirió a la crítica de The Glasgow Herald, que de forma textual afirma: "La fluidez y energía [de la Compañía Nacional de Teatro Clásico] dejarían en ridículo a muchas compañías clásicas británicas". Este comentario fue valorado de forma positiva por Marsillach, aunque significó que "aquí debe pasar como en España, donde agradecemos más lo que viene de fuera". Marsillach se mostró convencido de que, pese a los problemas idiomáticos, el texto de La Celestina ha llegado al público. "A pesar de que los responsables del Festival improvisaron la traducción simultánea a partir de un texto con giros en inglés arcaico del siglo XVII o XVIII que no se ajustaba al nuestro, la idea de la obra les ha alcanzado y sorprendido, ya que quizá esperaban una historia de amor más tierno, en línea con la tradición shakesperiana de Romeo y Julieta, referencia que ellos utilizan al referirse a La Celestina".

El montaje representado por la Compañía Nacional ha sido el mismo que se ha podido ver en nuestro país, variándose sólo algunos movimientos en función de que el escenario del Royal Lyceuni no es suficientemente amplio. "Hemos notado", dice Marsillach, "que estábamos frente a un público distinto porque, debido al retardo de la traducción, las risas que jalonaban la obra se oían un poco más tarde".

La Prensa británica está comentando en un tono muy positivo todos los espectáculos españoles que se están ofreciendo en Edimburgo. Uno de los espectáculos que más ha impactado ha sido Els Dimonis, obra escenificada por Els Comediants. Además de amplios artículos en suplementos dominicales, la Prensa diaria titula sus críticas con frases como: "Els Comediants, fuego de gloria" (The Scotsman). El comentarista del semanario The List, después de situar a Els Dimonis en la tradición carnavalesca, afirma: "... El carnaval fue sofocado [en Inglaterra] por el protestantismo. Ahora sabemos lo que nos hemos perdido".

Con respecto a La Chulapona, zarzuela representada por el Teatro Nacional de la Zarzuela, The Scotsman ha escrito: "La Chulapona es una obra que parece llegada de un planeta diferente, y forma parte de la zarzuela, un género que se ha asociado durante años al tedio. Por fortuna, el amoroso trabajo de la ópera Nacional de España rompe los juicios fáciles... La música es cálida y rica, y te puedes relajar como en un baño caliente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de agosto de 1989

Más información

  • FESTIVAL DE EDIMBURGO